sábado, 8 de enero de 2011

En los comienzos de este blog, como es normal, me dediqué a ir visitando páginas de compañeros del mundillo de la salud y me encontré con dos artículos que me interesaron desde el primer momento, pues me sentía bastante cercano a lo que debatían y precisamente, tengo una historia que contar con la que de nuevo, me gustaría abrir el debate y que los muchos médicos de familia que nos siguen, participen y expongan su opinión.  Esta historia me vino a la cabeza cuando leí el artículo "Estudiantes, profesores, facultades y MFyC" del blog "Paradigmedical" (el cual os recomiendo) que contestaba a otro artículo publicado en el blog "El desembarco de la flota" titulado "Hoy no es un día cualquiera" (por supuesto, este último también os invito a visitarlo).




Aquel día me dirigí al centro de salud que me habían asignado en las prácticas de la asignatura de medicina preventiva.  Era el primer día, y como bien sabrán los estudiantes que estáis leyendo esto, siempre vas con una "cosilla" en el estómago por ver qué te encontrarás o por ser un poco más extremista, si ese día tocará que "metas la pata".  Al llegar, lo típico, nos asignan al médico que se va a encargar de nosotros, o mejor dicho, al que tendremos que seguir y posteriormente, mi compañera y yo nos fuimos a la consulta del mencionado médico.

La verdad es que todo discurría como nos imaginábamos, una consulta, pacientes que entran, médico que les escucha y ayuda y la mayoría de casos muy similares; y por supuesto, teníamos que estar allí hasta que se terminara la lista de los pacientes que había citados para ese día.  Pasado un número importante de pacientes, pude comprobar y no os engaño, que el diálogo entre médico-paciente que había en cada caso era aproximadamente el siguiente:

             - Hola, buenos días!-decía el paciente mientras se sentaba-.

             - Buenos días!-contestaba rápidamente nuestro responsable-.

         - Pues mire, vengo a que me recete: esto, esto, de esto me queda ya poco, de esto                   también y...si quiere de esto otro también, por no venir otro día a por la receta-decía el paciente mientras sacaba los típicos trocitos de cartón en el que viene el nombre del fármaco-.

             - Si, no hay problema.

Y posteriormente, el médico imprimía una cantidad ingente de recetas que bien nos recordaban a mi compañera y a mi, lo que podía ocupar mismamente un tema de cualquier asignatura de la carrera.

A mí, si os soy sincero, me llamó bastante la atención que más del 75% de los pacientes de aquella mañana fueran protagonistas del mencionado diálogo, y pensaba, ¿Este hombre hará esto todos los días? Decidme especialistas, ¿Esto os ocurre a menudo?


Y es que, después de aquella mañana no me extraña que mucha gente, cuando habla de los médicos, diferencia claramente entre los "firmarecetas" y los médicos especialistas.  Para ellos, estos últimos son los verdaderos, los que valen, los que han estudiado más, los más importantes, guapos, inteligentes y una serie de adjetivos que para nada se asimilan a la realidad.  
Pero aún quiero ir más allá con este artículo; ¿Sólo la gente de la calle, es decir, los pacientes, ven a los médicos de familia como "firmarecetas"?  
Ya os digo yo que no, que he oído en más de una ocasión a algún que otro compañero/a de carrera decir ese mismo término, pero, creedme, la culpa no es de ese alumno/a, que quizás peque de ignorante, es de la imagen que nos dan algunas prácticas (como la mía que relato hoy) que realizamos a lo largo de la carrera, que nos dan una imagen infravalorada y no del todo real del especialista en atención primaria.  Y me posiciono a favor de esto último dicho, ya que tengo la suerte de tener un hermano médico, especializado en medicina de familia y comunitaria, al que he acompañado alguna que otra vez para quitarme "el mono" de ver pacientes y ello me ha hecho "redescubrir" esta bonita especialidad.  Deciros, lectores en general, que para nada estos especialistas son unos meros "firmarecetas", al contrario, saben de todo y son capaces de tratar desde un simple resfriado (como os podréis imaginar) hasta una hipertensión, pasando por una diabetes para por ejemplo terminar en saber aconsejar/seguir a una paciente anoréxica.

De igual modo, y para terminar, me gustaría hacer desde este humilde blog, un llamamiento a las distintas facultades (no sólo a la mía); que reinventen o reestructuren el modo en darnos a conocer dicha especialidad/asignatura, invirtiendo en contenidos menos "anacrónicos y vacíos" (como mencionaba Mike MMC, autor del artículo en Paradigmedical) y más en prácticas que nos muestren en su amplísima variedad en lo que de verdad consiste la atención primaria.

Y todo visto, desde la perspectiva de un estudiante de quinto de medicina...

7 comentarios:

Drew dijo...

Como paciente, yo también quiero romper una lanza a favor de los "firmarecetas". ADORO a mi médico de cábecera, por mi le pondría en un altar. La cuestión es que por circunstancias de mi salud, suelo ir a verle para que me firme recetas, pero eso no quita para que le cuente porqué me han recetado el medicamento en cuestión, le cuente como estoy y valore muy positivamente cualquier comentario que me haga. Resumiendo, que una cosa no quita la otra :-) La especialidad no hace que un médico sea peor o mejor...

Luchida dijo...

Yo suelo ir al cabecera para que me mande al especialista. Como me he mudado demasiadas veces de sitio he conocido al menos 4 médicos de cabecera. Te hago un breve repaso y verás que las experiencias no son demasiado buenas...

1º: Málaga. Fui para que me mandase a revisión al gine porque hacía ya 3 años que mantenía relaciones y se supone que es recomendable ir. Pues según él no era necesario que fuese. No entiendo que siempre digan lo necesario de la prevención y luego pasen estas cosas...

2º: Almería. Tenía la muñeca llena de ronchas rojas que me picaban una barbaridad. Imaginé que sería algún tipo de alergio y fui a la médica de cabecera. "Eso es alergia, quítate las pulseras" ¿Lo más gracioso? Que no llevaba pulseras... Me mandó una pomada con corticoides que me hizo hasta sangre del picor tan fuerte que me dio y dije "nunca más".

3º Cáceres: Fui a por un papel que dijese que estoy bien mentalmente para trabajar con niños. No me hizo ni una sola pregunta salvo mi nombre y apellidos. ¿Y si soy una psicópata qué? Nada, a ir matando niños tan tranquilamente...

Como ves han sido experiencias bastante nefastas... Mala suerte, supongo :)

El paciente y tú dijo...

Puf...la verdad es que si son buenas experiencias si. Bueno, no desesperes que "malos" profesionales hay en todas partes, seguro que darás con uno que te ayudará muchísimo y lo que es mejor, te dará confianza!

PD1: hiciste bien en eso de la revisión ginecológica.
PD2: esas pomadas pueden crear ese tipo de reacciones.
PD3: mira el lado positivo, confió en ti nada más mirarte!

Luchida dijo...

Jajajaja. Me han encantado tus postdatas jajaja. La 1 me alegra, ya decía yo que era hora de ir :)
2: La tía podía haber investigado qué alergia era en lugar de mandar una pomada al tuntún (te juro que me tomó por imbécil xD).
3: Muy bien pero qué peligro :P

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog y como esta escrito. Enhorabuena.
Respecto el articulo en cuestion: soy medico de familia. Yo tambien creia que los medicos de familia no tienen ni idea, hasta que hice la especialodad y vi realmente el dia a dia. La especialidad me eligio a mi, no al contrario, porque yo no saque mejor nota para hacr otra especialidad y de hecho cuando empece siempre pensaba que me volveria a examinar para hacr otra especialidad. Despues de los 3 años de residente me fue emocionando cada vez mas. Vi una formacion integral, muy amplia, pero solida. Creo que los nuevos medicos de familia estamos muy bien formados, nos interesa la medicina y saber cada vez mas, hacemos de psicologos, internistas, gastroenterologos, neurologos y de verdad que si tuviesemos mas medios resolveriamos mucho mas, porque conocimientos no nos faltan. Lo importante sobrtodo de un medico de familia es que tenga "ojo clinico", que sepa diferenciar cuando una persona tienen algo vanal o algo mas grave, que lo detecte a tiempo y que si es asi lo remita al especialista. Aunque eso no sea apreciado es el paso mas importantwe, ya que si no se detecta un problema no puede llegar a resolverse. Es decir, que no podemos pretender que un Medico de Familia sepa de Parkinson igual que un neurologo superespecialista pero si que llegue a la sospecha de la enfermedad y posteriormente lo derive a otro que sepa mas.
En mi consulta diaria veo DE TODO, de verdad, y es muy gratificante conservar la salud de tus pacientes, ayudarles y ocuparte de forma integral de ellos.
Mirad a los medico de familia con otros ojos y vereis a grandes medico.
Siento las malas experiencias que ha tenido Luchisa, pero tmbien depende con que animo vayas a tu medico. Las revisiones se hacen en atencion primaria y las citologias se hacen cada 2 0 3 años en el centro de salud que te corresponda. Para las alergias cutaneas es que realmente no hay nada mas. Da igual a que eres alergico porque el tratatmiento es el mismo, y respecto al informe medico: demasiado que te lo hizo porque no tenia obligacion.
Tania

El paciente y tú dijo...

Hola Tania!

Muy bueno tu comentario, muchas cosas interesantes y todas rigurosamente ciertas. Como digo en el post mi hermano es médico de familia y por supuesto que se ve de todo y tenéis que saber un trocito de cada especialidad, de ahí la importancia y respeto que le tengo a tal rama de la medicina.
Me alegro mucho que al final te encantara la especialidad y lo más importante, te entusiasmara, ya que, desde mi humilde opinión, creo que es lo más importante para un médico, que le entusiasme su trabajo, así tratará estupendamente a los pacientes.

Esperamos verte por aquí más compañera!
saludos!!

Anónimo dijo...

por aqui estare porque me ha gustado mucho como escribes. A ver si me regitro para no aparecer como anonimo.
Un saludo
Tania

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...