viernes, 7 de diciembre de 2018


Hoy quiero compartir con vosotros algo. Algo que he escrito para el blog "Una Mirada al Futuro" de @SmallAirways_es, que es una iniciativa del Laboratorio farmacéutico @Chiesi_es, donde ofrecen información muy interesante del ámbito de la salud y especialmente, en el sector de la salud respiratoria. La verdad es que cuando me lo propusieron, no lo dudé ni un instante, me gusta mucho la filosofía para con la enseñanza del profesional de la salud del propio laboratorio, y ante iniciativas así, siempre gusta colaborar y aportar tu pequeño granito de arena. Y ya si es escribiendo...

Os invito a que entréis en su blog (restringido para profesionales del sector) pulsando aquí y disfrutéis de su contenido.

Tranquilos...el texto es apto para todos los públicos y me encantaría que opinaseis sobre ello desde vuestra propia experiencia, seáis profesionales sanitarios o no. 

Espero que os guste. "SS-Health Vs e-Health"

- ¿Qué has sentido? -Me preguntó mi adjunta responsable, tras salir de la habitación de mi primer paciente como estudiante de medicina-.

Y ahí empezó todo querido lector. Quise contestarle una especie de verborrea sentimental, pero sólo fui capaz de evocar dos, a lo sumo tres sensaciones. Algo que las palabras se quedaban cortas; como cuando no puedes explicar en qué consisten las mariposas enamoradas, el tembleque de la preocupación o la claudicación de tu ser ante el miedo…sentimientos difícilmente explicables pero existentes. Benditos escritores. Y yo, maestro de nada y alumno de todo, decidí que debía contártelo de alguna forma; dibujarte que estaba aprendiendo aquello de lo que ahora (ya médico especialista en Neumología y degustando las mieles de tratar a pacientes) soy una especie de yonkie. 

La humanidad del médico. 

¿Cómo podía hacerlo humildemente? De un restaurante de comida rápida, nació la idea de crear un blog personal donde podía “vomitar” todas esas difícilmente explicables sensaciones. Cada día que iba a las prácticas de hospital como estudiante, me daba cuenta de algo tremendamente importante y es que, el médico, ese ser endiosado, capaz de obrar “milagros” en la antigüedad, que nunca se equivoca, con el deber de mostrarse impertérrito ante los devenires, de inmaculado blanco y bata a medida a la par que fonendo imponente… era un humano. Como tú y como yo. Un humano, con sus virtudes y defectos, como tú y como yo. Alguien como el paciente. Humano. Por eso decidí llamar a mi blog “El paciente y Tú”. 

Tras ejercer 4 años -ya por fin- como médico, he podido vivir en primera persona que efectivamente, los pacientes son lo primero y que buscan (además de su diagnóstico, tratamiento y curación) ante todo, un trato humano. Que no les “importa” para nada el ultimísimo artículo que salió en aquella revista con factor de impacto top, la última app médica de aquel otro desarrollador o de si ese otro laboratorio, ya está en fase III de su nuevo fármaco. Dejadme contaros que tras crear el blog y con el tiempo, cientos de comentarios que hacían a mis escritos, eran ensalzando el trato humano de la relación médico-paciente y otros tantos, contando testimonios reales de cómo les había faltado ello en su último contacto con la sanidad. ¿Los médicos han perdido el factor humano? ¿O es que nunca lo tuvieron? O voy más allá, ¿La medicina del futuro es fría y cargada de virtualidad? Escuchado en salas de espera (sí, me he infiltrado en ocasiones para ver qué se “cocía”): “Los médicos suelen ser fríos y prepotentes, las enfermeras/os son las/os que cuidan al paciente y son más majas/os”. Touché.


Estoy cansado de ver artículos en diferentes medios hablando sobre la “nueva medicina”, aquella en la que (es mi impresión) el arte médico se deteriora y hasta se diagnostica casi sin ver al paciente desde las frías y aporreceadas teclas de vete tú a saber qué robot. Paralelamente a todo ello, en los años de formación de mi residencia nos han impartido tropecientos cursos sobre investigación, estadística, realización de presentaciones... ¿Sabéis cuántos sobre temática relación médico-paciente? Me sobrarían dedos de mitad de una mano. Y es que no nos engañemos, en la carrera no hay asignaturas al respecto, un médico es más o menos humano dependiendo sólo y exclusivamente de su personalidad previa, y esto, es un gravísimo error.

Permíteme decirte que me parece fantástico si en tu tablet o smartphone tienes el último número de esto o aquello, de si has instalado todas las apps de tu especialidad en tu manzana, de si ya has ensalzado/desdeñado en el café a este o aquel compañero…pero… ¿Le diste los “buenos días” a tu paciente? ¿Hablaste un castellano informal, sin tecnicismos, entendible, repitiéndose cuantas veces sean requeridas, tono cálido, gestos agradables etc..? Si has tardado en contestar ya lo has hecho. De forma errónea, por cierto.

A esto me refiero, soy un médico joven que no quiere que la medicina sea sólo y exclusivamente medicina, sino, enfermero, auxiliar, celador, limpiador...padre, hermano y hasta si me permites, hijo. Desde mi atolón de ideas e historietas, siempre quise hacer ver a la gente que los médicos escondemos tras la bata temor, rabia, impaciencia, tristeza, intranquilidad, desafío... que a veces somos un gran actor sin Goya, pues a pesar de todas esas sensaciones tenemos que dar apariencia de todo lo contrario, tranquilidad, premura, paciencia, entereza, alegría...

¿Y si inventamos un nuevo “término”?  
Recopilemos todo lo anterior... ¿Qué os parece “SS-Health”? Ponedle el sufijo que queráis: sentimientos, sensaciones... o tradúcelo al inglés que queda más cool.

Vayamos a la última (o intentémoslo) en el e-health pero obliguémonos a competir cada día por ese Goya invisible, siente compañero, siente cada cosa que hagas tras esa bata de raso blanco, pues ante todo, esto de la medicina, fue, es y será (brindo por ello) una perfecta y atractiva SS-Health.



Y ahora...¡opinad!

viernes, 6 de abril de 2018

Vivo un momento dulce. En todos los aspectos, familiar, personal, laboral... Y es verdad que siempre que me he arrimado a esta orilla de mi literatura, ha sido para llorarte unas letras plañideras. Nunca te he mentido, en muchas ocasiones te he utilizado como confesor, especie de psicólogo virtual o hasta incluso...como fiel consejero. Pero esta vez no. Esta vez me apetece contestarte al simple pero famoso "¿Qué tal te va?".

Ya ha pasado un año desde la última vez, viejo amigo virtual...

Ya soy residente de 4º año (es aquel médico que se está especializando en una materia y ya cursa el último año para conseguir el título de "especialista" en ello) de neumología (ciencia que estudia el aparato respiratorio); y la verdad es que me ha encantado este año, que si, que he tenido bajones y ascensos al unísono (la montaña rusa nunca dejará de gustarme), pero cuando me he parado a hacer balance a dos meses "vista", este es increíblemente bueno...si bien es cierto que no suelo quedarme con lo malo, aunque querido lector, cómo cuesta a veces olvidarlo.

Y es que me he sentido médico, útil...he vibrado con la mejoría de algún paciente, he tomado decisiones (y como todos, me he equivocado), he arriesgado en tantas y conservado en cuantas... he ido a la 12 del edificio Princesa Sofía y he vuelto a la 7 del Virgen Blanca en cuasi 5 minutos, no he dormido nada en una guardia o si lo hice, fue a trocitos cortitos a pesar de no sonar el busca, la he vuelto a ver a ella en alguna paciente y por supuesto, me he vuelto a derretir...he reñido por fumar a la par que felicitado por dejarlo, he ayudado, me han ayudado y he esquivado. Hice el primer, tercer o segundo turno...en definitiva... he sentido.

Y no sabes lo afortunado que me siento de ello. Para esto me he tirado la vida entera metido en un aula...o en tu pequeño zulo estudiantil, renunciando a miles de horas de diversión sólo porque llegara este momento. Es tan hermoso que un paciente te sonría cuando ya se siente mejor, que te reciba con un alto y aséptico "¡Buenos días Jesús!"...que vale la pena, completamente. También lo vale cuando has derramado lágrimas porque el final no fuera con perdices...pero es que forma parte del disfraz. Por ello en su momento hice por rotar en UCI pediátrica u oncología pediátrica, quería SENTIR. Creo que un médico, antes de ser médico, debe sentir...sentir por su paciente, por imaginarse y aceptar como dogma el hecho de que el otro lado del fonendo SIEMPRE estará más frío. No me importa la responsabilidad, al contrario, en este último año de formación y trabajo, me ha gustado tenerla, me ha gustado "jugármela"...supongo que será la juventud médica que me lleva a ser "valiente", pero la sensación querido lector, es como una especie de adicción.

Siempre he querido transmitirte que los médicos, ante todo, somos personas, y los residentes, personas con miedo andante.  No os podéis imaginar la cantidad de sensaciones diferentes que puedes llegar a tener por ejemplo, en una guardia; seguro que si buceas por mi blog, encontrarás alguna entrada en la que te lo he contado... el hecho de que a pesar de todo lo que sientas (miedo, cansancio, sueño, ira, rabia, tristeza, impaciencia, gripe, ilusión, incertidumbre, ganas...) te lo tienes que guardar y ante todo, desprender tranquilidad y seguridad. Esto va de sentir, pero también de TRANSMITIR.

Como te he dicho antes, estoy ya a menos de 2 meses para acabar y el futuro (como no podía ser de otra forma) está para arriesgar en el camino a escoger. A mí (y esto se lo debo a mi padre) siempre me han enseñado que hay que insistir y persistir hasta conseguir lo que quieres, hasta conseguir tu sueño. Y eso voy a hacer. Ya os contaré.

¡Ah por cierto! ¡Se me olvidaba! Me entrevistaron para Redacción Médica!!! Es un diario médico con bastante prestigio...y la verdad es que a la gente le gustó, llegó a ser lo más leído y la experiencia me ha encantado! Qué locura... :D



Te veo en breve...viejo amigo.
reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...