viernes, 16 de diciembre de 2011

Creo que este año ha sido el que más he ido a clase desde que estoy en Murcia y eso, se nota.  Me ha servido (espero que también para lo académico) para darme cuenta y afirmar que cada vez las clases de los profesores de facultad son peores, o al menos, los de medicina.  Me explico.

Con la introducción del plan Bologna, nos avisaban de que las clases ya no serían igual y cuando llegué a Lleida para empezar la carrera, lo pude comprobar.  Acostumbrado a mis productivas y desarrolladas clases de bachillerato, me topé con que en la universidad las clases eran una especie de galletitas apetecibles a primera vista pero que se transformaban en pesados e indigestos mejunjes al llegar a casa.  Si, era como una especie de doble fondo encubierto.  "This is Bologna" nos decían.  Pero al contrario de lo que parece, no me quiero centrar en esto último.

Seguro que muchos de vosotros habéis observado que el famoso "powerpoint" o la adorada "presentación" se han convertido en objeto central de las clases "Magistrales" de los profesores de universidad.  Ellos llegan, ponen el "animalico" (aún me río, así lo llama uno de nuestros viejos profesores, se refiere al pen drive, apunto) en la ranura mágica y como por arte de magia todos los saberes habidos y por haber se proyectan en el oráculo que todo lo ve.  Y por ende, nosotros, como decía aquel pequeño bicho en aquella gran película "Venimos, comemos y nos vamos".  
Me atrevería a decir que el 80% de los "profesores" que vienen a darnos la charla, perdón, la clase, se dedican a sentarse o en su defecto deambular por el  estrado y leer y leer la diapositiva.  ¿He dicho ya leer?.  Y ante esto dices tú, bueno, espero que me de tiempo a copiar o tomar como apunte algo de lo que diga o proyecte en cada diapositiva...iluso.  Cuando alguien llega y pone 100 diapositivas en 50 minutos no esperes ni el más mínimo aliento.

Aunque claro, luego está ese otro 10% que proyecta sólo ideas, ¿El qué? Sólo ideas, ¿Cómo? Puntos importantes, ¿A cuánto? Em...
Sí, 3 guiones tamaño 78 Times New Roman por "diapo" para que el que está en el control de mandos los desarrolle, por así decirlo.  Defino desarrollar: me siento con los brazos cruzados, hablo en voz bajita y a toda leche y el que me escuche y entienda será que es de otro planeta.  En estas clases, entono mi sinceridad y digo que, me dedico a pedirle al Iphone que me saque de allí, lo siento.

Luego está otro 10% restante en el que el profesor (ahora sin comillas) viene, te enseña, te cuenta casos con los pacientes, anécdotas increíbles de su experiencia y para terminar y por si no tenías bastante, te da una charla revitalizante-motivadora-quéestoyhaciendoquenoestudiolosuficiente que te deja con unas ganas de ser ya médico que no puedes estar quieto en la silla.  Admiro a estas personas, yo de mayor si doy clase (cosa que me encantaría) quiero ser como ellos.

Y adivinad qué, lo más gracioso de todo esto, es que en este último 10%, la gran mayoría no traen una presentación con pan bajo el brazo.  Casualidades.

Para terminar, me gustaría comentaros el final de esta pequeña sátira-síntesis.  Aquel famoso día vas a la revisión de un examen clamando al cielo y que tras contarte el "profesor" lo que te ha faltado en tu obra de arte, te suelta para terminar, "esto venía en las diapositivas".  Aquí pones cara de "Te mataré" (sí, a lo Hank Chinaski).

Y es que, recitifico, yo de mayor quiero ser un power point.

8 comentarios:

Aileen dijo...

En serio son así las clases en la Uni??? nadie habla y explica de voz los temarios (si es que le llamáis asi, que no lo se) nadie explica de donde vienen o muestra sus enseñanzas de viva voz??

No he llegado a la Uni, pero no me gusta eso, me gusta que me expliquen las cosas con voz, con detalles narrados...
Y hace no mucho leí, que conocer las cosas a través de la vista y no del oído hace que perdamos información y entendamos solo parte de lo que realmente es la información completa a la que estamos expuestos a entender.

Creo que me he hecho un pequeño lío, pero seguro que me entiendes jajajajaj (veis como es mejor en voz??)

Nat. e

Irene Warman dijo...

Me he visto sospechosamente reflejada leyendo tu post ;) qué casualidad no? ¡¿Será que la mayoría de los profesores de la Universidad, sea cual sea, usan este -maravilloso- programa?!

En mi caso, es igual. La mayoría tiran de Power Point, y lo que es peor, no esperan a que tú asimiles el contenido de la diapositiva, sino que la van pasando según vayan de tiempo, con lo cual, el resultado es que ni te enteras de nada, ni puedes coger apuntes. Ua vergüenza. Se conforman con decir: "Bueno, luego ésto lo subo a internet para que podáis descargarlo", como si nos valiese para mucho.

Un olé por esa mínima parte de los profesores que son capaces de dar la clase con su cabeza, la pizarra y una tiza.

Un saludo compi ;)

Yáiza dijo...

Si te sirve de consuelo (seguro que no) en la UB estamos exactamente igual. Pero hay vida más allá de leer el power point, y más allá de las clases magistrales. Esto lo estoy descubriendo en París. Bendito erasmus!

Ana M. dijo...

No puede ser más cierto lo que dices!!! Qué manera de desmotivar y hacer que perdamos totalmente el interés por las clases, bufff.
Oviedo se suma también a esto del "ataque de los power point"! Apúntalo en la lista. A ver si averiguamos si hay alguna facultad que se libre... jeje

MDoc dijo...

Me siento algo identificado por lo que cuentas.

Bastantes son los profesores que te ponen el PPT y se dedican a leer sin más. Sin saltarse una coma, sin añadir una palabra de más. Y eso me pone de los nervios. Sobre todo cuando empiezan a pasar al ritmo según el tiempo que tienen y acaba la clase y te dice que no te pasa el ppt.

Aunque ahora en cuarto he de decir que he tenido más suerte. La mayor parte de los profesores te cuentan las cosas apoyados del ppt pero uniendo anécdotas, cosas curiosas y algún chistecillo para amenizar la jornada. Incluso los hay algunos (uno que da la mitad de Cardio) que lo hace a viva voz sin ordenador que te deja unos apuntes increíbles y la cosa bien entendida. En el caso de Urología, cada caso se daba por e señor "superespecializado" en eso, de modo que aparte del ppt se notaba muchísimo que se dedicaba exclusivamente a eso y estaba el tema plagado de curiosidades dichas por él.
En Otorrino el profesor nos ha dado un libro y nos ha dicho que le atendamos a las clases porque él está ahi para explicar y nosotros para atender, no para copiar. Y sus ppt son con Mac increíblemente didácticas porque pone trozos de películas, audios, movimientos de imágenes que llaman la atención.

No sé, este año venga, no me voy a quejar...Sólo por Oftalmo que es un profesor de 70 años que no se le entiende nada ni se le oye. Sólo lee el ppt y a correr. Eso sí que es una gran tortura...

Y me callo ya, que esto se está alargando demasiado! A ver cómo sigue el curso, pero pora hora no me quejo. Eso sí, de acuerdo contigo respecto a años anteriores :).

cristina. dijo...

buenas:
respecto a tu post la verdad esque tienes mucha razón,hay algunas clases que son nefastas y poco productivas por las dichosas diapositivas xD yo en esas clases al principio de clase las soporto pero después de una hora y media..la verdad que prefieres estar haciendo otra cosa que estar allí viendo cómo el profesor se dedica a leer y a releer las diapositivas y bueno a tí porque te lo leen rápido,pero a mí esque van con una lentitud..¡que a veces te entra hasta sueño! xD y bueno eso no es lo peor, lo peor es ponerte a estudiar esas 100 diapositivas o más de cada tema (que es interminable) y si te enteras de lo que ponen en las diapositivas muy bien,sino ponte a investigar!xD y si,por otra parte cómo tu bien dices están los otros profesores que nada más entrar por la puerta se te abren los ojos y estás impaciente porque comience su clase (lástima que hayan muy pocos como estos,por lo menos en mi facultad)para adquirir sus conocimientos xD
pero bueno eso es como todo ¿no? son como los equipos de fútbol,unos son mejores y otros peores, tiene que haber de todo.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Solo dire que yo tambien adoraba las clases de Vicente Vicente que consiguió que la hematología me pareciera interesante y fácil hasta que llearon los jinetes del power point....
Noe

Miércoles dijo...

Si es que las nuevas generaciones sois más blanditas que el algodón de azúcar... :-)

En mi época no había PowerPoint, había transparencias, que eran lo mismo pero lidiando con la mala letra del profesor y sin poder descargarlas a tu ordenador después. Para colmo, los colores con los que se hacían las presentaciones eran los de los rotuladores más baratos: azul, rojo y verde. Los daltónicos sufrían mucho con las gráficas.

Otra cosa. Aunque como alumna te entiendo, también conviene verlo desde el otro lado. ¿A cuantos de tus profesores pagan por dar clase? Yo soy docente en tres universidades, pero al estar la docencia estipulada como obligación en mi contrato de adjunta (hospital universitario) ni cobro, ni elijo la materia. El resto de mis compañeros, igual.

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Facebook...

En Google...