miércoles, 7 de diciembre de 2011


El otro día me pasaron el enlace de un vídeo por twitter con las siguientes palabras

"A esto es a lo que te enfrentas..."

Mi sorpresa fue aún mayor cuando el vídeo se trataba de la serie "Scrubs" en una de las escenas más emotivas, reflexivas e impresionantes que he visto nunca, además de reflejar fielmente lo que en ocasiones es la medicina...os lo pongo, me encantaría que lo vieseis:





Gracias por el vídeo Estrella...

Cuando vi aquel capítulo dio la casualidad que estaba haciendo las prácticas de cirugía digestiva y me tocó estar con uno de los mejores médicos con los que me he topado, no porque supiera infinidad de cosas, que también, sino porque tenía una "calidad humana" inmensa.  Y sí, era cirujano.  Para que os hagáis una idea, los pacientes se paraban a saludarle con la mejor de las sonrisas, le sonó el busca en una ocasión para advertirle de que una ex-paciente suyo estaba en planta y había preguntado por él (por supuesto, nos acercamos a verla y mi quedé perplejo con la cantidad de abrazos, cariños y mimos que se profirieron mutuamente), podría seguir enumerando más y más buenas acciones, pero creo que os hacéis la imagen.

Uno de esos días en que estaba en consultas con él, nos topamos con un paciente al que por su enfermedad (cáncer) posiblemente no le quedaban muchos años de vida. Por supuesto, trato exquisitamente cariñoso, atento y amable y cuando se marchó, él me miró con cara de tristeza y me confirmo que sí, que quizás no aguantase mucho tiempo.  Me atreví a preguntarle que si no lo pasaba mal en ocasiones por inmiscuirse o mezclarse tanto con los pacientes (véase este ejemplo) y él me contestó con un rotundo sí.  Después hubo un momento de silencio, me volvió a mirar y me dijo que pese a todo, él prefería ser así, que vivía cosas estupendas por ser así con los pacientes y que para nada se empañaban ante casos como el anterior.  Terminó preguntándome: "¿No te gustaría que a ti te trataran así?", son nuestros pacientes.

Me acordé de la escena del vídeo.  Son nuestros pacientes...

Me sentí identificado con este cirujano, jamás lo olvidaré y menos sus consejos.  Tenía toda la razón, los enfermos lo pasan muy mal por su enfermedad y pese a que a nosotros algún caso nos pueda "joder" de forma increíble, CADA paciente sigue siendo lo primero.

Por eso, cuando recibí este tuits 
( "A esto es a lo que te enfrentas" ), todo encajó y tras terminar de ver el vídeo y recordar la anécdota de este post terminé diciendo...

Estoy preparado...

4 comentarios:

M Fraile dijo...

Créeme,nunca estarás preparado para lo que te espera. Llorarás muchas veces con y por los pacientes y reirás y llorarás de alegría con ellos, y siempre notarás un pellizco en el estómago cuando en un principio no sepas enfrentarte a los problemas, pero nunca, JAMAS, olvides que tendrás en frente a personas con todas sus circunstancias y no a meros órganos diseccionados. Piensa cómo querrías que trataran a tu padre, si él fuera el paciente y trátales así. Es la clave de la relacion y la confianza sanitario /paciente.
Te lo dice una vieja enfermera, amiga tuya.

Ruth López dijo...

Preciosa entrada..
Me ha gustado mucho el comentario que ha dejado Mercedes, poco más se puede añadir, estoy 100% de acuerdo..
Así que ánimo, lo mejor está por llegar :)

NestrellaG dijo...

Ya sé que te lo he dicho antes, pero eres el nuvo JD, y como él, vas a acabar siendo un médico genial. Y verás como cuando estés haciendo practicas en hospitales te acordarás de todas las escenas de Scrubs ( y entonces te acordarás de mi ) Y ya puestos a decir, me ha encantaado la entrada! :D Es superemotiva, estoy por llorar, y , de nada por el video :)

Esther dijo...

Con retraso, pero no quería dejar de comentar.
Me ha encantado el post y el vídeo.

Solo decirte que sí, somos humanos, y por ello, aunque intentes en ocasiones no implicarte con tus pacientes, es imposible no hacerlo. Y es muy duro ver que a veces la medicina no cura todos los males, y que a pesar de hacer todo lo correcto los pacientes se mueren, pero es la vida. Debes pensar que hiciste todo lo que estuvo en tu mano. Si además, no dejas la humanidad en casa, sino que vas al hospital con ella puesta, junto con la bata, los pacientes lo agradecerán y tu te sentirás mucho mejor.
Duele implicarse, pero somos humanos. Y al enfermo a veces le reconforta tanto una muestra de cariño como un analgésico.

Ánimo!

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...