martes, 22 de noviembre de 2011

Hace unos meses leí un estupendo artículo-reflexión en el blog de "Cuidando" donde se hablaba de la importancia de mirar a los ojos, de sentir a la persona que tienes delante con sólo una mirada.  Desgraciadamente (opinión personal) hoy día está extensamente arraigado el hecho de parecer automatismos cargados con la mejor de las baterías (como buenas máquinas del siglo XXI) y hacer todo mecánicamente sin ser simpáticos, empáticos, amables, sociables, cariñosos o, como bien decían nuestros amigos de "Cuidando", sin mirarnos a los ojos.
Casualmente en clase, hoy nuestro ilustre profesor de infecciosas nos ha lanzado una pequeña reflexión en la cual automáticamente se me ha venido a la cabeza el artículo que os mencionamos en la primera línea (lo que es la blogosfera ¿verdad?); y es que eso de no mirarse y sentirse se ha extendido ampliamente al campo de la medicina.  ¿Por qué? Unas líneas y lo veréis...


Antiguamente, la medicina era un arte de los más importantes, el médico era capaz de diagnosticar casi cualquier enfermedad sólo con mirar, sentir, palpar y escuchar al paciente.  Enfermedades que hoy día se confirman con pruebas complementarias carísimas y virtuales, antaño eran descubiertas con las artes proferidas por el doctor.  Sí, antiguamente los médicos sabíamos más de clínica y menos de pruebas y hoy día, los médicos actuales (como bien ha dicho nuestro profesor) se están especializando en "excelentes especialistas pedidores de pruebas".  Nadie se para a preguntar o vivir al paciente, sólo pedir pruebas.

Nos ha contado innumerables de anécdotas refiriéndose a este tema, de médicos que cuando se les pregunta por su paciente, no saben qué contestar, eso sí, saben muy bien que en el pulmón hay una mancha extraña porque les ha mandado un escáner o de que en la analítica salen tales datos, pero, ¿y tu paciente dónde está?.

La verdad es que odio al típico médico tecleador o escritor de historias y admiro a aquel que deja de lado la burocracia y no para de mirarte, preguntarte, quizás una caricia...aquel que parece que cuando te está dedicando su tiempo o una sonrisa te está haciendo sentir mejor de lo que estabas.  No nos engañemos, la clínica es lo importante, en el paciente está todo o todo está en la persona.

Nuestro profesor ha terminado diciendo que nosotros, que somos la generación venidera, tenemos en nuestra mano poder volver a la historia y devolver al médico lo que mejor sabe hacer, el arte de la medicina.  Dejar de un lado las tediosas pruebas confirmatorias de diagnósticos y centrarnos en el paciente, gastar 5 o 10 minutos más en su atención porque de ahí sacaremos la respuesta, él solito nos dirá qué le ocurre.  Con esta última reflexión de este viejo doctor me he sentido responsable, sí, me he sentido identificado con lo que decía ya que, o bien fui médico en otra vida pasada o soy de la mentalidad de aquellos antiguos artistas pues yo de verdad creo que mirar a los ojos al paciente, acariciarle, preguntarle y curarle es lo importante.

Por supuesto, para ser tan bueno en la clínica debes esforzarte, de lo contrario, nosotros también seremos estupendos pedidores de pruebas.  Por mi parte, prometo esforzarme al máximo para por lo menos ser el mejor en ello.

Termino con la última frase de nuestros compañeros de Cuidando....
"Quien no es capaz de entender una mirada tampoco es capaz de comprender una larga explicación"

9 comentarios:

Esther dijo...

Me ha encantado la entrada chicos, genial como siempre, y estoy totalmente de acuerdo, en la medicina de hoy en día, ¿donde queda la persona? pero ya no solo en la medicina si no en el resto de ámbitos de nuestro día a día, a veces nos olvidamos tan fácilmente de estas cosas q vale la pena leer post como este para ver si reaccionamos y volvemos a ser PERSONAS.

Como siempre, enhorabuena por el post.

Drew dijo...

Ojalá muchos médicos compartieran tu opinión... Me ha encantado :-)

Ana M. dijo...

Me ha gustado un montón el post de hoy!!! =) Cuántas verdades. Yo también soy de esas estudiantes que espero mirar al paciente a los ojos, darle una caricia cuando lo necesite...etc.

Hace unos días traté el tema en mi blog yo también,
http://acabandomedicina.blogspot.com/2011/10/que-valorais-mas-en-un-medico.html
aunque me ha gustado más tu manera de enfocar el tema.jeje
Ha sido un post muy bonito y que espero que lea mucha gente, a ver si así todos reflexionamos :)

Un beso!

El paciente y tú dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios chicas, siempre es un placer veros por aquí!

Seguro que en alguno de mis anteriores posts habéis visto mi punto de vista sobre este tema pero sigo me sigo topando con que la realidad no es como yo quiero que sea, de ahí el artículo de hoy.

Ana interesante tu post también, es otra forma de enfocarlo pero también muy buena, por supuesto, tienes mi comentario al respecto! :-)

saludos guapas!

Serena van der Woodsen dijo...

Muy bonito pero poco realista. Cada vez piden más pruebas y los médicos son menos "humanos", han perdido ese trato con el enfermo y se centran en la clínica y las pruebas. Hablo de atención especializada, que es donde trabajo.

Miriam dijo...

Totalmente de acuerdo con el post!!! Mañana empiezo a rotar en un centro de salud donde espero ver un poquito más de cerca ese contacto con el paciente y su situación socio-familiar que muchas veces en el hospital se olvida...
Espero aprender y salir contenta... ya os contaré si lo que predomina es precisamente eso o por el contrario atender a los pacientes mirando a la pantalla del ordenador...

Un saludo!!

El paciente y tú dijo...

Exactamente Serena, en la actualidad la mayoría de médicos han perdido ese trato especial, ese arte del que hablábamos, sólo pedimos pruebas y analizamos virtualmente (ojo!que no digo que no se tenga en ocasiones que hacer así...). Por ello he relatado el post y más aún he citado las palabras de mi profesor, que la nueva generación de médicos, es decir, nosotros, tenemos la oportunidad de invertir el presente, de devolver al médico ese "arte" con el paciente y diagnosticar con la clínica además de por supuesto empatizar con el paciente.

Miriam estoy deseando que nos cuentes qué tal tus prácticas, podríamos abrir más el debate!

saludos y gracias por comentar!

MDoc dijo...

Totalmente de acuerdo con tu reflexión! Hace unos días a raíz de un post estuvimos hablando varios compañeros sobre la importancia de la clínica o de lo que vemos y nos gustaría o no convertirnos cuando seamos médicos.

Una mirada al paciente, tocarle, preguntarle...pensar en él. ¡¡Pocas veces he visto eso yo!!

ANTONIO JESUS dijo...

Hola, alguna vez escuche que "las palabras son muy importantes" y que "lo que uno hace y lo que uno dice es el discurso de como uno es", pues bien, sirvan estas reflexiones previas para deciros que admiro vuestro posicionamiento, que me parece básico y elemental que le deis visibilidad a un aspecto tan crítico como el trato humanizado por una cuestion sencilla: es una potente herramienta terapeutica. No se trata de filosofar, no es poesia, todo ésto se puede vincular claramente a la obtención de resultados en salud y eso en salud es lo que perseguimos.
No puedo terminar sin más que agradeceros vuestra contribución a la atención a la salud de las personas a las que cuidamos.
Un abrazo¡¡

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...