jueves, 3 de noviembre de 2011

Hoy ha tocado estudiar la maravillosa y "fácil" asignatura de Infecciosas y me he topado con un microorganismo que por su historia e importancia me ha llamado bastante la atención y quiero compartirlo con vosotros.  La cultura general nunca está de más ¿no?.


El Carbunco o Ántrax...

Me ha llamado la atención porque puede ser la enfermedad prototípica de bioterrorismo o arma biológica.  Seguro que muchos de vosotros habéis oído estas temidas palabras cuando el ex-presidente J. Bush centró todas sus fuerzas en encontrarlas donde "creía" que estaban.  
Es una zoonosis (cualquier enfermedad que pueda transmitirse de animales a seres humanos) causada por el bacilo anthracis que afecta principalmente a herbívoros.  Las esporas (importantes protagonistas, ahora lo entenderéis), permanecen viables durante decenios y junto con su estabilidad extraordinaria, hace de ellas perfectas armas biológicas desencadenando enormes problemas a la hora de actividades de descontaminación.  

Un poco de historia..

Las primeras descripciones de esta enfermedad son de 1941 en la "Segunda Guerra Mundial (1939-1945), aunque cuando tiene repercusión mediática es en la Guerra del Golfo (1990-1991).  Esto en realidad no es del todo cierto, ya que los primeros casos descritos de la enfermedad se encuentran en el libro del Génesis: en la quinta (en los animales herbívoros) y en la sexta plaga (en los seres humanos), que parece haber sido Ántrax, recibiendo el nombre de "asesina de egipcios".  También hay descripción de infecciones de Ántrax a humanos y animales en antiguas literaturas de hindúes, griegos y romanos en el siglo VII.
Los científicos de los gobiernos de EEUU y el Reino Unido han estudiado el bacilo del carbunco como arma biológica desde la Segunda Guerra Mundial.  En 1969 se interrumpieron las actividades relativas a las armas biológicas ofensivas, que incluían la investigación de microbios y toxinas con fines bélicos en EEUU, a consecuencia de dos órdenes del entonces presidente Richard M. Nixon.  Más tarde, en 1972, el Biological and Toxin Weapons Convetion Treaty, proscribió las investigaciones de este tipo en todo el mundo.  La Unión soviética violó directamente este tratado, por lo menos hasta que se desintegró políticamente como entidad federal a finales del decenio de 1980.  Se ha corroborado con exactitud que, en el período ulterior al tratado, los soviéticos produjeron y almacenaron cientos de toneladas de esporas de carbunco para utilizarlas como arma biológica, posiblemente.  La posible trascendencia que tienen dichas esporas, se demostró claramente en 1979 después de la dispersión accidental de esporas en la atmósfera desde una instalación para elaborar armas biológicas en Sverdlosk, Rusia.  Se desconocen las cifras reales, pero se diagnosticaron con certeza un mínimo de 77 casos de carbunco, de ellos 66 fueron letales.

Conoce la enfermedad...

La mayor importancia la tiene porque es uno de los agentes más letales en la guerra biológica, como hemos mencionado ya, pero hemos de tener claro que NO se transmite de persona a persona, sino que lo hace por vía inhalatoria.  
La enfermedad presenta tres vías de entrada:

1. PIEL
A modo de resumen diremos que produce lesiones inicialmente muy pruriginosas (que pican muchísimo), indoloras, pero que posteriormente sufre una ulceración y necrosis (muere el tejido), formándose la escara del carbunco que es tremendamente dolorosa.  En las fotos podéis ver cómo son estas lesiones.


2. PULMÓN
Es la vía más importante y sobre la que se sustenta su valía como arma biológica.  Explicamos resumidamente de qué forma ataca al ser humano.  Como imaginaréis, es la forma de mayor gravedad alcanzando una mortalidad del 80-100% en la guerra biológica.  Presenta una afectación bifásica:
  • Primera fase: Se presenta como un simple síndrome gripal con dolor en el pecho muy importante.
  • Segunda fase: Se produce al cabo de 3 días debido a que el enfermo comienza a presentar un cuadro provocado por las toxinas del microorganismo:
    • Fiebre superior a 39ºC
    • Disnea (dificultad respiratoria), tos y estridor.
    • Sudoración
    • En esta fase también encontramos melenas y meningitis.
El ser humano, inhala las esporas, que se depositan en los alveolares para luego ser fagocitadas por los macrófagos y transportadas hasta los ganglios linfáticos, en los que germinan.  Posteriormente se produce una proliferación bacteriana activa sintetizando toxinas (toxina edematosa y toxina mortal) dando como resultado una diseminación hematógena (por la sangre) de las mismas que conlleva a colapso cardiovascular y la muerte.

3. GASTROINTESTINAL
Se desarrolla al ingerir carne contaminada de animales infectados.

¿Tratamiento?...

Por supuesto, existe diferente tratamiento según la forma de presentación de la enfermedad.  A grandes rasgos y para no aburriros se instauran diferentes pautas de tratamiento antibiótico además de existir prevención contra dicha enfermedad.  Esta última consiste por ejemplo en la administración de una vacuna que posee una eficacia del 97,5%.  Otra forma de prevención es la desinfección animal con formaldehído.

Esperamos que os haya interesado esta curiosidad médica, ya sabéis, "culturilla general".

(( Fuente de información: La increíble y perpetua comisión de apuntes de 6º de Medicina de Murcia, increíbles compañeros )).

0 comentarios:

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...