lunes, 31 de octubre de 2011

Os cuento una de mis últimas hazañas, voy a intentar sacaros unas risas, ¿Comenzamos?

Todo comenzó una noche, la famosa noche, esa en la que después de pegarte una cena de aúpa te empieza un cosquilleo de potros salvajes, que no de hormigas, en la parte final izquierda de tu tenebrosa boca.  Bah! Será la típica inflamación post-ingesta compulsiva, un ibuprofeno alias polvo mágico y pa' lante.


A  la mañana siguiente te levantas con el mismo dolor, pero en vez de potros salvajes, el hormigueo se ha convertido en un desfile de pisadas de elefante, provocado por mi misma dentadura, sí, algo estaba "sobresaliendo" inocentemente en mi ya completa y superajustada boca y con las piezas de la parte superior me lo estaba mordiendo.  Vuelves a pensar, bah! me tomo otra dosis de "polvo mágico" y añadiremos un Padre Nuestro para que el juicio diagnóstico de mi madre no sea verdad, ¿No será que te está saliendo la muela del juicio?. Ouch!

Aguantas un día más, y otro, hasta que ya comer se convierte en una odisea y el simple hecho de cerrar la boca y encajar los dientes es misión imposible.  ¡Malditos polvos mágicos!.  Lamentablemente, tenía que tomar una de las decisiones por las que todo ser humano tiene que pasar, esa decisión que cuando surge algún problema en tu boca, la cierras con llave en un antiguo baúl oxidado y la tiras al mar.  Sí, me temo que tengo que ir al odontólogo, perdón, dentista.  Esto me va a doler, mierda...

Pues allá que fui yo, con @Mar_thesea , que intentaba inyectarme inútiles dosis de tranquilidad y anticuerpos anti-miedo.

- ¿Jesús?
- Sí soy yo -asentí, como aquel que asiente ante un jurado-.
- Pase, el dentista le está esperando.

Empieza el show.

Paso, me tumbo en la tumbona odontológica, veo la super luz que ilumina a ciento y la madre y de repente, empiezo a ver cabecitas con antifaz poniendo cara tal que así (( O_ó )) al ver mi boca y mi maltrecho fondo bucal.  ¿Veredicto?

- Te está saliendo la muela del juicio, hay que operarte y quitarla -¿Estás disfrutando verdad?-.

Inciso: ¿Me puede alguien explicar por qué las madres siempre aciertan? Me cagüen !!!!

Pues sí, después de tomarme unos minutos para preguntarme hacia mis adentros si estaba preparado tanto emocional como económicamente (por que claro, venir al dentista es como pagar para que te dejen hecho un cristo...), decidí  que definitivamente, había que operar.  Después de dar el "Sí quiero" vienen las palabras tranquilizadoras, similares a esa sensación de gustito que te da el algodón empapado en alcohol el instante antes de que te pongan una inyección, ¿Cuáles? "No te preocupes, te vamos a poner anestesia".  ¡Ave María!.  Después de ponerme el algodón con alcohol la boca se me quedó dormida, tragaba por instinto del sentido del ridículo y allá que la cirujana-odontóloga empezó su tarde de gloria.

La verdad es que sólo recuerdo una pregunta, "¿Estás cansado?", no me pidáis lo que contesté, supongo que dije que no, o que sí, no sé.  Efectivamente, salí de la consulta como el niño aquel de youtube que también salió del dentista, ¿No os acordáis? Os refresco la memoria:



Exactamente casi igual que este pobre niño andaba yo por mitad de Murcia antes de llegar al ansiado piso.  Ains....

Las secuelas de la operación fueron lo peor, dolores continuos, luego molestias, mi boca tuneada con una gasa metida entre fila arriba fila abajo de dientes, lengua hacia otro lado, comidas líquidas que en vez de quitarte el hambre te lo aumentaba aún más y para colmo (matizando que fue lo más trágico de todo), mi doctora madre ese fin de semana me había preparado un señor bizcocho para que me lo comiese durante la semana, obviamente, el afamado pastel fue devorado por mis compañeras de piso.  

Una semana de molestias y quejas, hablando como "Pablo Pablete" y pasando más hambre que un santo...

Tú y los juicios bucales...

5 comentarios:

Mar dijo...

Pobre jixillo! Le quitaron el poco juicio ke le kedaba :P
Muy divertida la historia y muy bueno el pastel de tu mamí! jiji

Ana M. dijo...

jajajajaa. No había visto el vídeo!!! Qué bueno!!!!:P
Espero que ya se hayan pasado los dolores y estés mejor, y puedas comer!! jeje
Yo, por suerte, aún no he tenido que vérmelas con las muelas del juicio. Y, por lo que parece, aún les queda bastante para que empiecen a darme guerra. Toco madera..:P

Luchida dijo...

Yo tengo las 4 a medio salir... De vez en cuando joden una barbaridad pero 3 o 4 días a base de ibuprofeno y se calman hasta la próxima... de momento no necesitan operación :D

¡Que te cures pronto!

Drew dijo...

Solo por el valor que has tenido al operarte ya te mereces un aplauso!

He dicho ya que me encanta el diseño nuevo?

Besos!

El paciente y tú dijo...

Gracias por los ánimos chicas!! Ya estoy mejor y puedo comer de todo, vamos, que ya soy omnívoro de nuevo! :-)

Gracias por el aplauso Drew y por el piropo al nuevo diseño, aún seguimos pensando que ha sido un cambio radical y a veces nos entran las dudas... :P

saludos a todas chicas!

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...