sábado, 16 de julio de 2011


Muy pocas veces me veréis publicar un post a estas horas, las 7 de la mañana.  Sí, está amaneciendo y yo sentado en la incómoda silla de la terraza, mirando al horizonte viendo amanecer.  Hacía ya tiempo que no disfrutaba el despertar del sol, pero sin olvidar nunca su hermosura.

¿El por qué de todo esto? Efectivamente, lo podéis intuir por mi título, esta noche me ha vuelto a visitar una bonita crisis de ansiedad hasta el punto de llegar a despertarme mareado, sentir hormiguitas obreras por mis cuatro extremidades y perder el control de la inhalación/exhalación.  En esta ocasión no estaba sólo, bueno, literalmente sí, sólo en casa, pero no sólo farmacéuticamente hablando, me acompaña una monada de pastilla para que me la tomara cuando ocurriesen este tipo de asuntos.

Lorazepam 1 mg y la función promete terminar.  No os imagináis lo frustrante que es el hecho de estar tan plácidamente durmiendo y de repente despertarte sin ton ni son y encontrarte luchando sin querer contra un importante mareo.  Cuando ya consigues aplacar a tan gentil caballero don mareo, te empiezan a visitar tus queridas hormiguitas (no creo que sea por venganza, pues en mis tiempos mozos las cazaba) que recorren tus extremidades y ya el pulso se pone como una moto.

Confiemos en el Lorazepam 1mg, que la caja es muy bonita.  Esto va a más, te empiezas casi a hiperventilar, intentas respirar profundo y que sean respiraciones pausadas, tranquilas y con gran toma de aire pero al final claudicas y respiras como un poseso.  En este momento es cuando te desesperas y utilizas el comodín de la llamada, y llamas a @Mar_thesea, descubriendo que la pobre también está pasando una noche de aupa con dolor agudo de oídos.  Resultado, mala noche la de hoy.

Amanecer en una playa de Almería
Y por fin queridos lectores que nos leéis y seguís, la maravillosa pastillita que dice ser llamada Lorazepam hizo su efecto y aquí un servidor está tan tranquilamente escribiendo estas maltrechas líneas a la par que termina de ver amanecer.  Qué sensación...la echaba de menos, en mi etapa por Lleida, cuando sólo estudiaba por las noches, veía amanecer todos los días y me embargaba una sensación difícil de describir; de plenitud quizás, no sé.

Me alegro de haber compartido estas líneas con vosotros, eso quiere decir que dentro de lo que cabe la noche no ha ido tan tan mal.  Ahora me quedo con el pensamiento de que, tras 2 semanas de casi remisión completa de las crisis de ansiedad, ¿Por qué han vuelto?.

Este humilde autor bloggero se despide por el momento, voy a intentar recuperar las horas de sueño perdidas, pues llevo desde las 4.45 de la mañana sin pegar ojo.

Un abrazo a todos, buen sábado gente!

4 comentarios:

Salud dijo...

Escribir por las mañanas le da a el post una sensacion de calma, tranquilidad y soledad.

Buen Sabado compañero!

El paciente y tú dijo...

La verdad es que sí compañero, incluso yo mismo me quedé relajado y volví a recuperar pronto el sueño!

Un saludo y pasa un buen día!

Drew dijo...

Que mal se tiene que pasar, pero que post tan bonito te ha quedado. Me has dado envidia y todo, me tengo que levantar al amanecer un día de éstos... :-)

El paciente y tú dijo...

No no no!! Que no te de envidia, que por la mañana cuando uno está tranquilito hasta tiene su gracia y salen post como este (que por cierto, gracias por el cumplido! XD), pero por la noche...puf..

Qué tal el finde?
saludos!

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...