martes, 16 de octubre de 2012

¿Mañana vas a clase? No, al final decidí estudiar por mi cuenta.  ¿Y tú? No, no puedo, ya iré.  A veeeer....Hola! ¿Mañana irás a clase? No, por ahora me quedo en casa. ¡Vale!.  Bueno,  tocará ir sólo.
¿Quieres quedar a tomar un café? Mira, es que estoy con el MIR y no quiero distracciones. Vale, perdona.
¿Continuar?
Lo cierto es que de un año a otro, perdón, de un mes a otro pueden cambiar de forma radical las cosas.  La esperanza tiene menos tono de verde, el amor se viste de un descolorido salmón y mi percepción del entorno en la universidad ahora es la otra cara de la moneda, cruz.  Lo cierto es que el inicio de este año ha sido como empezar de cero en otra universidad, o incluso, como comenzar de nuevo la carrera porque, ni las caras de esa moneda son las mismas ni las famosas presentaciones power points son las de todos los años.  Vas a clase y todo te parece un mundo por descubrir.  Llegas con cara de desorden, con gestos inciertos, visualizas la primera fila -mierda, no hay nadie-, todos los demás sitios ocupados de traseros inquietos y tú que quieres pasar desapercibido, haces carrera con pole position a esa querida primera fila.  Todo bien, todo el mundo habla con todo el mundo menos tú que estás inmerso en el estrado pensando con cartel luminoso en la frente "¿Y este profesor cuando llega?.  Joder, cómo odio esos momentos...perdón.
Prosigo. 
No sólo ha cambiado el tono en la universidad, fuera de ella aún más.  Como decía en anteriores entradas, terminar un añito más tarde o emplear unos meses más en ello tiene sus consecuencias.  Todos tus compañeros o conocidos en la región están nadando en el MAR, perdón MIR y siendo sincero (pretendo serlo siempre que escribo y hablo), no les veo la figura.  El gran examen es como una gran secta, capta adeptos y como les ocurre a aquellos pobres sectarios, no salen del templo de turno, en este caso, sus casas.  Lo sé, no estoy aún preparándome el asunto pero, ¿Tanto hace cambiar? ¿Tan poco tiempo tienes? ¿Ni para un café? ¿Ni para un "hola qué tal estás"? Lo siento...me cuesta creerlo.  Por otro lado está ese otro sector de los "sectarios" que de la noche a la mañana cambia de forma de ser, ¿Por qué? No lo sé.
En fin, no quiero seguir dando palos...no de ciego.
Simplemente me estoy acostumbrando a hacer todo sin compañia, voy a clase sólo, voy a tomarme algo sólo, voy a un concierto sólo, duermo sólo (guiño), como sólo, me planteo ir al cine y comerme las palomitas yo sólo etc., Mi segundo gran proyecto para aprender a estar sólo después de lo del concierto es salir una noche, entrar a una discoteca y practicar eso que algunos llaman "barring", que no es más que encaramarte como gato en tejado en la barra del bar y beber...visualizar...volver a beber y después ampliar la visualización (o disminuirla, según se mire).  PD: lo de "barring" me lo he inventado.
Supongo que con todo esto quiero decir que a veces, por circunstancias tenemos que hacer lo que antes hacíamos tremendamente acompañados, de forma singular, sin nadie.  Me lo tomo como otra clase de la asignatura vida, tema "ser el punto del centro de la circunferencia".
La cuestión es... ¿Qué puntuación sacaré en dicha asignatura?

8 comentarios:

Diana dijo...

Es triste que pase esto, a mi aun me quedan algunos años para eso, pero me parece muy triste esto que comentas. Lo único que saco de lo que has escrito es que a veces hay un momento de tu vida en el que tienes que hacer solo las cosas que antes hacías acompañado, y no es más que otra parte en tu vida, que pasará (como todas) y dará paso a otras nuevas, pero sin duda de todas ellas aprenderás algo.

El paciente y tú dijo...

Hola Diana!
No es excesivamente triste, como digo al final, las circunstancias te hacen cambiar de asignatura en la vida y ahora toca esta y hay que acostumbrarse.

Ahora te digo una cosa, si me dices, te sientes mal y quieres volver al pasado? Mi respuesta sería alta y clara: No, quiero estar donde estoy :)

Gracias por comentar compañera!

Aileen dijo...

También hay que aprender a disfrutar de los momentos de soledad. A mi me pasaba como a ti (con distintas circunstancias alrededor) y no me gustaba nada eso del café sola, de las compras solas.... oysss pero ahora, me encanta! Míralo de otra manera. Usa el tiempo de caminata hasta X tienda para pensar en ti, en como hacer algunas cosas, tómalo como tu tiempo para ti y contigo.

Por cierto, conozco gente que se está sacando el MIR y el PIR y si tienen vida social...

Yyyyyyy.... cacho pedazo de mam**!!!!!! jajajajajajajaja ya podía esperar tu respuesta! jajajajajaja

Nat.

Ana M. dijo...

Ay cómo entiendo de lo que hablas!! Yo también ví marchar a mis amigos de la facultad y se convirtió en un lugar gris, pero sólo te quedan unos meses ahí ya y se acabará!! =)

Yo a veces no tengo tiempo ni para una llamadita de buenas noches... =( Dependerá del sitio, de la academia, pero doy fé de que esto puede ser una locura muy gordo. No te harás a la idea hasta que estés así tú, ya verás!!

Un beso gordísimo chico-guapo :))

El paciente y tú dijo...

Ailen!! jaja, no te contesté porque no pude quedar de ninguna de las maneras, en cuanto llegué a tus tierras caí enfermo y no pude casi levantarme de la cama...el frío me sentó fatal :(

De la próxima vez no pasa !! :D

PD: una vez más, mil gracias por pasarte por aquí :)

El paciente y tú dijo...

Muuuuchas gracias por tu comentario Ana, sé que pasaste más o menos por lo que yo y me hace sentir más respaldado enserio, comprendido :)

Qué tal te va con el gran examen? Te saldrá de lujo, estoy seguro!

Un beso para ti guapa!!

Aileen dijo...

Si es que tu eres del sur, el frío gallego no es para cualquiera, neno! jajajajajaja.

Pa la siguiente te rapto!

A. dijo...

Bueno, la entrada es de octubre, pero allá voy. Por alusiones debo responder y darte ánimos :) Dobles a alusiones. O triples.

Acabé 2 cursos más tarde que mi generación (con respecto a mis mejores amigos: dos o un año). Y el último curso sólo pensaba en terminar, aunque es verdad que como ya me había ido descolgando conocía a gente de uno y dos años menos.

Durante el MIR, que yo preparé en Oviedo, tenía tiempo de tomar algo entre semana con la gente que estaba allí. Al menos un día entre semana lo hacíamos entre un turno y otro. Y, siendo de Gijón, allí escapaba de sábado o de domingo, que también había que salir de fiesta con los compañeros de clase en Oviedo jeje

Y la otra alusión es por Ana M. Somos amigos desde el insituto y seguimos siéndolo. Ahora, sobre todo desde Navidad claro, está muy ocupada. Y al estar fuera tanto yo como otros amigos no es lo mismo.

¡Pero la amistad continúa! Y es en momentos como estos cuando sabrás quiénes son buenos amigos. Disculpa a los mireros este mes, eso sí.

Espero que el año haya empezado bien, saludos :)

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...