lunes, 5 de marzo de 2012

Hoy he empezado unas nuevas prácticas después de una semana "libre" (recalco bastante las comillas).  Las últimas fueron fatal, de cirugía, no hice nada o mejor dicho, no me dejaron hacer nada y me volvía a sentir después de mucho tiempo como un mueble más de la consulta  o en su defecto, del quirófano.

Como leéis en el título, estas dos próximas semanas debo rotar tanto por planta y consulta de psiquiatría.  Miles de leyendas urbanas habidas y por haber te rondan la cabeza con la mencionada especialidad, otras tantas historias reales increíbles que tú no te llegas a creer y por último, profesores, no os engaño, un tanto "peculiares".  Resumiendo, que estas prácticas prometen y en este primer día ya se cumple.

Hoy he estado en consultas y he visto sólo 3 pacientes, poquitos pero, cada uno un mundo, galaxia o vía láctea diferente.  No me voy a parar a contaros con pelos y señales cada uno de los casos pero sí que os voy a resumir el primero de ellos porque es el que más me ha asombrado:
Se trataba de una mujer de 45 años que llevaba (según sus hermanos) unos 20-25 años con un comportamiento fuera de lo normal.  A saber: hablaba sola, se reía sin motivo aparente, dormía en el suelo o en el sofá unas 18 horas diarias, creía que todas las vecinas del barrio se reían de ella, no salía de casa, cocinaba a altas horas de la mañana, no comía con su familia pues lo hacía sola en su cuarto encerrada etc,. Claro, tú cuando lees en la historia clínica (antes de que entre ella) todo esto te pones a pensar cómo debes "actuar" ante un paciente así pues hasta ahora nunca lo había hecho.  Te imaginas a una persona, lo siento por la expresión, "rara".

Un poco nervioso y entra la paciente.  Por el sedentarismo y por el exceso de comidas que tiene al día, es una mujer bastante obesa (que también está en tratamiento por ello) y una cosa llamativa es que, entró con unas gafas de sol grandes y oscuras que nos impedía verle los ojos, y que no se quitó en ningún momento.  Comienza  la doctora a hablar con ella, a preguntarle las típicas cuestiones relacionadas con todo lo mencionado anteriormente y lo que me sorprende de forma increíble es que era una persona que hablaba de una forma exquisita, con un rico léxico y unos razonamientos que sinceramente, no "parecían" que viniese de una persona diagnosticada de esquizofrenia (de hecho, mi doctora discrepa de ese diagnóstico inicial).  No os podéis imaginar cómo charlaba, tono suave, pausado, con palabras muy técnicas, una semántica envidiable...vamos, que podría decir que en 3/4 partes de la consulta yo hubiera afirmado que se trataba de una persona sin ningún trastorno mental.

Todo bien hasta que se tocó el tema de dormir mucho, no salir a la calle, hablarle de sus vecinas y mencionarle de que por qué no hacía ninguna actividad.  Su contestación fue como si estuvieras escuchando la mejor de las melodías y de repente se raya el CD.  Ella afirmaba con rotundidad que todo lo hacía porque se metían dentro de ella y le decían que tenía que dormir mucho, comer bastante y quedarse encerrada en su casa, ¿Quién? Alguien, no lo sabe.

Sinceramente me ha impresionado.  

Los dos casos restantes me han sorprendido además de por lo que "sufrían" estos pacientes (una mujer con depresión crónica y otra con un trastorno bipolar "superado") por el trato que les ha dispensado la psiquiatra que estaba conmigo.  Un día de prácticas me ha servido para hacerme ver que la psiquiatría no es como yo creía que era, es más, estaba terriblemente equivocado.  Me imaginaba que era una consulta en el que se trataban los problemas mentales de la gente desde el punto de vista médico/atención al paciente y farmacéutico.
No es así, la psiquiatría (o al menos eso he visto hoy) sólo trata los trastornos del paciente con fármacos.  ¿Pruebas? Las dos últimas pacientes en un momento de su entrevista médica se han echado a llorar por los problemas que tenían a lo que la psiquiatra ha querido cortar rápidamente diciendo en una ocasión: "¿Cómo crees que te puedo ayudar?", "¿Crees que te puedo ayudar? y en otra "A mí lo que me interesa y persigo es que te tomes bien la medicación".  Proseguía con un escueto, "esto lo tienes que tratar con el psicólogo".

Y yo me pregunto, ¿Esto es sólo cosa de la especialidad o también entra dentro la personalidad del profesional?  

También me ha sorprendido...

La psiquiatría....

15 comentarios:

Carlos dijo...

Hola,

me ha gustado pero no me ha sorprendido lo que cuentas. Soy sanitario, y mi hermano sufre una enfermedad mental por la que le acaban de conceder una incapacidad. El año pasado nos tiramos unas cuantas semanas en psiquiatría (ingresado en dos hospitales) y tengo que reconocer que es tal cual lo cuentas. Eso, y el reparto de tabaco.

Había veces que era evidente que hasta yo paso más tiempo y me preocupo (y ocupo) de los problemas de mis pacientes más de lo que la psiquiatra hacía con mi hermano. Y eso que yo soy fisio.

Todo muy lamentable. Pero estoy seguro (o de ello depende parte de mi cordura profesional) de que la mayoría no son así.

Así que ánimo!

Inés Bajo dijo...

Hola!

Bueno, yo he trabajado en psiquiatría. En planta y en un CSM. Tengo que decir que el trabajo es completamente diferente.

Soy enfermera, no voy a hablar sobre el trabajo de los psiquiatras, pero sí voy a decirte que hay de todo y que por suerte te encontrarás con alguno que dedique más tiempo a los pacientes. Los hay y muchos.

Intenta disfrutar de las prácticas, es una especialidad muy bonita (pero no soy nada objetiva ;P)

El paciente y tú dijo...

Entonces vosotros, por vuestra experiencia,
¿afirmaríais que es una mezcla de cuestión de personalidad del profesional y de la especialidad?

Muchas gracias por vuestros comentarios Carlos e Inés! :)

Anónimo dijo...

Para mi es una mezcla de las dos cosas, sin duda.

Y diría alguna cosa más, pero me la voy a ahorrar! Jaja!!

Inés Bajo

Carlos dijo...

Definitivamente, no lo sé y espero (y seguro que es así) que mi experiencia responde más al modelo de profesional quemado en la pública que otra cosa. Pero teniendo en cuenta que la mayoría no podemos pagar un centro privado de esas características, no es que me tranquilice mucho.

Desde luego, si eliges esa especialidad, apuesto que partes con una base que te da ventaja en ese aspecto. Te planteas que se podría hacer de otra manera. A mí con eso me vale :)

C.

Drew dijo...

Yo tuve un ex en tratamiento tanto psicológico como psiquiátrico (depresión crónica) y era tal como tu lo cuentas: Al psiquiatra la medicación y al psicólogo los problemas. A lo mejor tuvo mala suerte y fue a dar con un médico "rancio"...

Rafa Guardiola dijo...

Bueno ante todo me presento. Soy Rafa enfermero especialista en salud mental y he trabajado en ese ámbito aunque ahora lo hago en otra reanimación postanestésica. Vaya cambio. No obstante creo que cometes dos errores de apreciación derivadas de dos generalizaciones partiendo de un hecho concreto. Has hecho una única visita con una sola psiquiatra y has propuesto una pregunta desde la visión de una profesional, tu, con cierta falta de experiencia.
No estoy de acuerdo en la generalización, ni que siquiera en el caso concreto puedas tener razón. La psiquiatría es una especialidad que es consciente del sufrimiento de muchos de sus pacientes pero la causa fundamental son los síntomas de la enfermedad que en muchos casos no mejora con charlas interminables sobre la paranoia o el delirio concreto. Hay consultas que lo que intentan verificar simplemente el seguimiento o curso de la enfermedad del paciente y nada más. Eso no quita para que el trato sea respetuoso, educado y con la distancia debida. No me quiero enrollar mucho porque da mucho juego tu entrada, pero para terminar tampoco estoy de acuerdo que los psicólogos estén para hablar de los problemas. Están para a través de la información que se recaba del paciente y su entorno utilizar metodología para el diagnostico y mejora de los aspectos psicológicos del paciente y su entorno. Papel incuestionable hoy en día, aunque desgraciadamente sabemos que ciertas patologías pasan por el tratamiento farmacológico además de otros como el psicológico e incluso el electroconvulsivo. Un saludo compañera. Te felicito por el blog

MDoc dijo...

A pesar de que sea o no verdad absoluta siempre se ha tenido la concepción de psicólogo el que escucha y psiquiatra el que medica.
Mi teoría, y por tanto, prácticas son al año que viene, en 5º, así que no puedo hablar mucho. Pero vamos, me parece tan interesante el adentrarse en la mente humana que no me gustaría llevarme un chasco cuando me toque hacer las prácticas. Ya nos irás contando

Un abrazo :)

El paciente y tú dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios chicos/as!

Rafa me ha parecido interesante tu comentario. Quizás tengas razón y mi mente inquieta de estudiante de medicina que analiza cada mínimo de detalle se aventurase a generalizar partiendo desde sólo un día de prácticas y con un sólo profesional Si bien es cierto, el comentario general de mis compañeros (que ya algunos se han tirado las 2 semanas de prácticas correspondientes)es igual que el que he querido medio transmitir en esta entrada. Un profesional que sólo aplica una medicación que trata unos trastornos. Atendiendo a esto último por supuesto que más de un trastorno necesita una medicación específica y adecuada para paliar o matizar la enfermedad pero, ¿para una depresión que se alarga y cronifica sólo es necesario lo farmacológico? Lo que quiero decir es que tenía una idea bastante equivocada de la figura del psiquiatra, pues ellos como bien dices, se dedican a repasar la medicación y analizar (en la visita del paciente) qué tal van los síntomas propios, sólo eso; yo creía que hacían y trataban más la conducta, vamos, que también tocaban el ámbito de los psicólogos.
Por contra, no estoy de acuerdo en el hecho de que charlas interminables no puedan ayudar a una persona con un determinado trastorno, quizás una conversación profunda, con razonamientos y con pleno desahogo del paciente le pueda aportar bastante amén de su medicación. Pero claro, habla la experiencia de un humilde estudiante aún.

Muchas gracias por pasarte por aquí compañero, te seguimos en Twitter!
PD: Soy un chicO !! jeje.

PaMi89 dijo...

La verdad, no me sorprende nada de lo que cuentas. Mi madre es psiquiatra así que conozco muy de cerca la profesión y lo cierto es que no nos forman correctamente para ejercer la psiquiatría como en verdad se debería hacer. Nuestra formación es mayoritariamente hospitalaria y enfocada a tratar cosas con fármacos, y aunque en las enfermedades psiquiátricas éstos son absolutamente imprescindibles, también lo es el trato con las personas.
Estamos acostumbrados a ver los psiquiatras de las series, que más que psiquiatras parecen psicoanalistas pero la realidad es muy distinta. Además es una especialidad de las que más desgastan, porque pocas veces puedes ayudar de verdad a un paciente (y en estos tiempos que corren, con reducción de personal, tiempos asignados por paciente, etc. peor todavía). De hecho, muchísimos psiquiatras se jubilan jóvenes, o terminan dedicándose a otras cosas (a dar clase, o como en el caso de mi madre, que se fue a trabajar en urgencias). A veces, el grado de hijoputismo (perdonadme la expresión) es directamente proporcional al tiempo que conseguirás aguantar en la profesión. Pero bueno, como en todos lados, hay de todo y por suerte hay grandes psiquiatras con vocación que le dedican a sus pacientes el tiempo que necesitan (aunque escasean).
En fin, ánimo con las prácticas!! Ya veremos cómo me tratan a mi el año que viene por allí ;)

El paciente y tú dijo...

Me alegro que hayas dejado tu opinión Paloma, creo que puedes hablar de primera mano.

Me gusta esa expresión de "hijoputismo" , toda la razón. El primer pensamiento que tuve al llegar de las prácticas es "Nunca podría ser psiquiatra".

Quizás sí que tenemos una idea equivocada de los psiquiatras, pero la verdad prefería esa idea equivocada a la que tengo ahora...me sigue sin convencer eso de sólo prescribir la medicación y no empatizar un poco más con el paciente, ya que, como he dicho en comentarios anteriores, una buena charla y el escuchar también puede ser de ayuda.

Saludos compañera!

ElHipocrates.com dijo...

Cuando lleve la pasantia de psiquiatria, ademas de hablar de farmacos tambien se mencionaba la psicoterapia, ambas realizadas por el psiquiatra.

Patri dijo...

Acabo de dar con tu blog después de encontrarte por Twitter y he de decir que me encanta todo lo que escribes! Quería escribir especialmente en esta entrada ya que mis últimas prácticas de la carrera, soy enfermera, fueron en psiquiatría y también quedé sorprendida con absolutamente todo y la forma de trabajar que tienen, al menos en el hospital donde yo estuve, trabajan todos muchísimo en equipo porque en una planta psiquiátrica es algo estrictamente necesario.
Con respecto a lo que comentas de la psiquiatra, por donde yo roté había dos adjuntos y dos residentes y la verdad que todos eran encantadores con los pacientes y se tomaban su tiempo para hablar con cada uno e investigar desde cómo habían dormido hasta qué tal fue la visita familiar del día anterior. Por lo que respondiendo a tu pregunta para mí es algo que depende de la persona, hay médicos buenos y no tan buenos, al igual que enfermeros, profesores, policías, camareros...
Bueno por aquí me tendrás siguiéndote en tus entradas y enhorabuena por finalizar la carrera, seguro que serás un gran médico. Un saludo!!

Dr. Desastre dijo...

Patri mil perdones por la tardanza en contestar! He tenido problemas con outlook y ahora vi la notificación repasando correos!!!

No sé quién eres por twitter pero muchas gracias por leerme y seguirme, es un placer!!

PD: muchas gracias por tus deseos, eres muy amable :)

Un abrazo compañera! :)

Anónimo dijo...

Interesante el post y comentarios. Como usuaria (quien ha dicho que tenga paciencia? ;-) Espíritu crítico no me falta y si no encuentro un buen profesional lo cambio ), he encontrado uno de cada clase. Uno de receta rápida, broma sin gracia y requemado, y otro humano, con capacidad de escuchar, orientar y abrazar, además de recetar explicando el qué y para qué. Huelga decir a quien le debo la vida. Si no tuvieran el título en la puerta sería para dudar de si coinciden en profesión.
Así que la respuesta me parece fácil: sí. Depende del profesional y su amor al oficio.

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...