martes, 8 de mayo de 2012

Hoy tenía que pasarme por aquí.  Llega un momento en el que, contárselo a alguien se queda corto y necesitas contártelo a ti mismo aunque sea en forma de entrada de un simple blog.  Dejar que tus dedos aporreen unas negras teclas agarradas a una noche quizás inspiradora.  Permitir que fluyan las palabras, dejar salir las sensaciones, los sentimientos...es algo que deberíamos hacer más a menudo.  Alguien decía eso de "vomitar letras".

Sí, ha sido una semana, la pasada, difícil.  Una de esas en las que todo te parece extraño, en las que experimentas pensamientos distintos, te levantas cada día como aquel borracho que rendía cuentas a su botella medio vacía, como un pintor que no vende su arte efímero o como un cantautor jodido por los fracasos.  Es extraño, en la vida nos enseñan a miles de cosas pero se olvidan de decirnos los protocolos a seguir para no hacer daño al prójimo.  Sólo nos vendieron eso de ser buenos e intentar que todos comamos de la perdiz del final feliz.  Basura.
También nos quieren enseñar eso de que "somos humanos, nos equivocamos".  ¿A toda costa es verdad?

Lo verdadero es que nos equivocamos, tropezamos, volvemos a equivocarnos, multiplicamos los errores y todo desemboca en alguien con las lágrimas en tus dedos.  Supongo que todos habéis pasado por ello, eso de herir a una persona y sufrir viendo con tus ojos lo que generas a tu paso, con tus huellas.  Estoy cansado de poner el remite en sobres vacíos o por contra, en sobres cargados de daño; he decidido no poner el remite en ningún corazón más.  Estoy cansado de ser el "bueno" que se hace "malo", no, no merezco que nadie me dedique por ahora ningún sentimiento.  

Hoy quizás he experimentado por primera vez eso de ponerte una bata blanca con alma negra y sentarte delante de un paciente.  Lo sé, no soy el titular del partido, pero igualmente, tienes que exponerte.  Es realmente jodido.  El suplicio continua cuando una vez que te quitas el disfraz de médico te tienes que sentar delante de folios escritos de exigencias, o de piscinas de libros en los que debes zambullirte sin concesión.  Aquí es difícil seguir manteniendo la concentración, ¿Verdad estudiante?

Sólo te acuerdas de las lágrimas de esa persona y de lo maravilloso que eres por ello.

PD: eso último es el perfecto ejemplo de la ironía.

PD2: ¿Es cierto pues, que somos humanos?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Cierto es q somos humanos y como tales, erramos. Nadie nos enseña a nada, ni nos da libros de instrucciones pero el camino nos va enseñando de nuestro propios errores, y nos hace rectificar o no caer mas en la misma piedra. Las emociones y sentimientos no rigen cual uno quisiera y a veces es dificil asumir todo; y lo que esta claro, tristemente, es que una de las partes sufre mas, y solo cabe pensar que sera un sufrimiento q sera para su beneficio futuro pues nadie se dignifica con el mal del otro.
Pero si algo he aprendido, es que de todo una se levanta, con mas o menos trabajo, pero el camino sigue.

M Fraile dijo...

Lo somos, mi niño, lo somos y el simple hecho de que te preocupes,por ello, lo avala. Somos humanos, no porque cometamos errores, sino porque nos duele hacerlo, nos duelen las consecuencias en otros.
Creo que ya te lo he dicho: Nunca dejes de serlo, porque los errores no son más que una parte sesgada de la humanidad que llevamos dentro, una ínfima parte, que compone un nimio subconjunto que no hace ni sombra a la globalidad, y esa globalidad merece muchísimo la pena. Debemos juzgar al todo por una parte?
Sigue siendo tan humano y tan sensible, y un abrazo, porque además, #noveotucarita

Anónimo dijo...

A lo que has escrito, solo se me ocurre contestarte con uno de mis textos favoritos que guardaba en el portátil, ahora en el nuevo, y que me ha servido de mucho:

"Como principio, no hacer daño. Como doctores, nos comprometemos a vivir bajo este juramento. Pero el dolor aparece y después aparece la culpa. Y no hay juramentos para tratar con eso. La culpabilidad nunca va de por libre. Lleva a sus amigos a la duda y la inseguridad.

Como principio, no hacer daño. Más fácil decirlo que hacerlo. Podemos tomar todos los juramentos del mundo, pero el hecho es que la mayoría de nosotros hacemos daño todo el tiempo. A veces aunque intentemos ayudar, hacemos más mal que bien… Y entonces la culpa levanta su fea cabeza.
Lo que haces con esa culpa es decisión tuya.
Tomamos decisiones… lo que te metió en problemas en primer lugar, puede hacerte aprender de la culpa y después, intenta con todas tus fuerzas seguir adelante."

Aileen dijo...

Coño, Doc, me has hecho sentir mal... recuerdo la única que he llorado delante de mi médico se me pasa por la cabeza el daño que haya podido causarle, no lo había visto desde el punto de la otra parte.

Aun así, si, sois humanos, tenéis posibilidad de equivocaros, pero también de arreglarlo y sanar. Todo tiene un balance y no hay nada que no pueda ser arreglado excepto la muerte, y para retrasarla estáis vosotros. Quizá tengáis demasiado peso en la espalda, no es una vida, son muchas las que os conciernen, pero tampoco es un disfraz lo que os viste...
Respira, toma calma, el mundo está debajo de tus pies igual que está debajo del paciente, cierra los ojos fuerte y vuelve a abrirlos, en unos segundos el paciente volverá a verse con total fuerzas y depositará su confianza en ti para salir adelante... sea como sea, la muerte es lo único que tenemos asegurados y una vez me dijeron: la vida es lo que perdemos mientras la vivimos... pero Doc, eso es para todos, para el paciente, para la enfermera, para el carpintero, para TI... así que como humano te toca pasar por eso, te repito:

Respira, toma calma, el mundo está debajo de tus pies igual que está debajo del paciente, cierra los ojos fuerte y vuelve a abrirlos, en unos segundos el paciente volverá a verse con total fuerzas y depositará su confianza en ti para salir adelante...

Saludos Doc ;)

Nat

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión. A veces está bien desahogar nuestra culpa en unas cuantas líneas para intentar sentirnos más tranquilos con lo que nos retumba en la conciencia.
No hay duda de que somos humanos, y por tanto imperfectos. Todos, sin excepción, cometemos errores que dejan heridas, algunas difíciles de cerrar.
No creo que 'ser humano' sea lo que debas cuestionarte, sino que si después de cometer esos errores, tengamos la suficiente empatía
para aliviar ese dolor que hemos causado. Y eso es muy importante, el saber estar ahí cuando has fallado, y no pasar de "bueno" a "malo", de lo que dices estar cansado, sino pasar a "bueno incomprendido".
Cuando vas atropellando a tu paso y no miras hacia atrás, y te importa solo tu destino, ahí si que tienes un problema.
No podrás acabar de sentirte bien contigo mismo, porque más o menos, todos tenemos CONCIENCIA.

reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...