lunes, 22 de septiembre de 2014

Te engañaron.
Te lo pintaron como una especie de final sin perdices.  Cantautores, poetas...todos lo tintaban de tristeza.  Una canción asonante o una poesía sin rimas, lo que sea.  Fue el mes en el que Cupido se quedaba sin flechas o sin puntería. Los amores de verano terminaban y los amantes se besaban por última vez, o en el peor de los casos, el beso se quedaba preso de tu traviesa vergüenza.  Qué injusta fuiste siempre.
Por otra parte, era el mes en el que forrabas tus libros y algo más, como tu libertad de pegatina.  Olisqueabas tus cuadernos...quizá en busca de fragancias veraniegas.  El cielo de azul a gris, los ojos de verde a marrón, labios de rojo a rosa, el corazón sin vuelcos...la playa sin el azul...

Estaba claro, Septiembre era culpable.

En este primer verano de mi nueva vida me siguieron ocurriendo miles de cosas. Yo creo que me ha dado tiempo a sentir/vivir todo tipo de sensaciones/vivencias, permitidme la redundancia.
He hecho maletas y todas deshechas, se quedaron compuestas y sin viaje de vuelta.  Me he/han desconfigurado, pero tranquilos, me volví a configurar. Es curioso, también me ha dado tiempo a descubrir nuevos "tipos" de personas, y yo que creí que a mis 27 inviernos les quedaba poca escuela de ello.  Sigo guardando silencio ante unas, pero me expreso en otras...hay personas que por mucho que te llueva, te prestan un paraguas, o un gorrito, o un chubasquero, o directamente...te abrazan para que no te mojes sólo. Personas que en cualquier situación, te arrancan una sonrisa, almas que te prestan un pedacito para que cicatrices, que te dan azúcar en la peor guardia, que te recuerdan lo bueno que eres, te hacen confiar en ti mismo, en cómo eres, te arreglan tu brújula (no apuntaba norte, casualmente, todo era sur), que sin a penas conocerte parece que saben exactamente qué decir o hacer...que como decía en un tuit esta semana, "menos mal" que han estado o están ahí, porque ojo, estas palabras tienen un único remitente pero varios destinatarios. Gracias.

Y adivinad...llegó Septiembre. Con su frío vestido de calor, con su vuelta al cole con disfraz de vacaciones y con un "tengo que hacer los deberes" maquillado de "voy a desconectar".  El mundo al revés. El cantautor logró encontrar la melodía, el maltrecho poeta terminó con rima su verso y Cupido...perdón, preferí darle vacaciones.
Exactamente querido lector, esta vez mis vacaciones han sido en Septiembre. Llegué a casa cuando ya el cole había empezado, unos cinco graditos menos, mi familia ya currando y la playa semidespoblada.  Vamos...todo lo que antes me "entristecía" ahora resulta que es de lo más agradable y estoy tremendamente feliz por vivirlo, por volver a sentirlo donde lo solía hacer.

Supongo que es cuestión de percepción, de verlo con otro cariz, de sacarle partido a lo que hay y no a lo que hubo.  A lo que somos, y no a lo que fuimos. De hacer trampas y mover de cruz a cara...porque se puede, de verdad.

Septiembre era inocente, eras tú el único culpable.
reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...