miércoles, 30 de marzo de 2011

Por ahí rebuscando en el youtube nos hemos encontrado con este nuevo monólogo sobre los médicos (sí, somos un tema candente monologuístico).  Esta vez os proponemos uno de Buenafuente, donde aporta interesantes y graciosas estadísticas sobre las veces que los españoles vamos al médico.  Esperamos que os guste!

martes, 29 de marzo de 2011

En este post nos vamos a proponer que conozcáis un poquito más sobre la ya tan hablada lactancia materna.  Antes de entrar en materia, como en todo buen "fármaco", presentamos su "prospecto":

- Nombre comercial: Teta
- Principio activo: Leche materna humana
- Composición: Variable.  Varía de mujer a mujer, de pecho a pecho, de toma a toma y a lo largo de la misma toma, pero siempre se ajusta a lo que el bebé necesita en cada momento.
- Excipientes: Contacto físico, contacto individual, calor, olor a mamá, latidos cardíacos, sonrisas, caricias, amor.
- Indicaciones: Como alimento exclusivo durante los 6 primeros meses de vida de todos los bebés: sanos, enfermos, nacidos a término, prematuros, adoptados...hasta los dos años de edad o más.
- Contraindicaciones: casi ninguna.
- Posología: Administración por vía oral y a demanda, en lugar de o antes de cualquier otra comida.  Préstese atención a cómo el bebé se engancha al pecho.  Si tiene dudas al respecto, consulte con el grupo de apoyo a la lactancia materna más cercano a su domicilio.
- Intoxicación o sobredosis: La leche materna no suele producir intoxicación.  Tampoco se ha descrito casos de sobredosis.  Por su naturaleza y forma de administración, la madre puede administrarla en tantas dosis como desee a lo largo del día.
- Efectos adversos: No se ha descrito.
- Presentación: Envase de dos pechos autorrecargables.
- Precio: gratuito.  No se vende en farmacias.
- Condiciones de prescripción: Sin receta médica
- Advertencia: Déjese siempre al alcance de los niños.

Espero que os haya gustado el "prospecto", un toque de humor nunca viene mal, pero, si os fijáis, dice cosas muy interesantes y que por supuesto son verdad.  Sin duda alguna la leche materna tiene muchas más propiedades que la leche artificial y previene al niño, entre otras cosas, de infecciones y diarreas (que son más  comunes en los recién nacidos con nutrición artificial).  Ahora, vamos a ver con más detalle las diferentes propiedades de la leche:

- Para nosotros las más importantes:

  • Emocionales: la satisfacción emocional que le produce a la madre alimentar a su hijo, y además ayuda a estrechar el vínculo madre-hijo.
  • Anticonceptivas: no es fiable, aunque se ha visto que la lactancia materna aumenta el tiempo entre los embarazos.  Si queréis más información visitad nuestro post "Una mamá nodriza".
  • Reducción de la morbilidad posterior: se ha visto que los niños con lactancia materna, sufren menos enfermedades, como la Diabetes Tipo I, alergias o muertes súbitas, en comparación con los niños cuya nutrición es artificial, aunque no se sabe la causa.
  • Salud de la madre: las madres que le dan el pecho a su hijo tienen menos riesgos de sufrir cáncer de mama premenopáusico.

- Propiedades antiinfecciosas humorales:

  • La leche materna contiene IgA secretora, que es fundamental en los primeros 6 meses de vida del recién nacido (RN).  Es una inmunoglobulina muy importante, pues constituye el 90% del total de inmunoglobulinas humanas y se encuentra en mucosas.  Es la única capaz de atravesar el epitelio ductal de la mama y ser secretada en la leche.  Además, el calostro (líquido segregado por las glándulas mamarias durante el embarazo y en los 4-5 primeros días tras el parto), es rico en esta inmunoglobulina, por eso se aconseja a la mamá empezar cuanto antes a dar el pecho a su hijo.
  • Contiene Factor bífidus, que estimula el crecimiento del Lactobacillus bifidus.  Éste además induce la transformación de la lactosa en ácido láctico, lo que produce un pH ácido y protege al niño de infecciones intestinales.  Además se cree que previene de alergias al niño.
  • Además contiene lisozimas (una proteína bacteriolítica, es decir, protege al niño de infecciones bacterianas), lactoferrina (proteína captadora de hierro, inhibiendo así el crecimiento de Escherichia coli y también posee interferón gamma, que potencia la actividad antimicrobiana de las células inmunitarias.
- Propiedades antiinfecciosas celulares:
  • Contiene macrófagos, con doble actividad, por un lado fagocita bacterias y por otro, ejerce actividad secretora de lactoferrina, lisozima y factores del complemento (C3 y C4).
  • Linfocitos T (función de transferenciad e respuesta en la inmunidad adquirida) y linfocitos B (secretan inmunoglobulinas IgA).
- Propiedades nutritivas:
  • Proteínas: el contenido total es de 1 g/dl, con dos fracciones principales:
    • Caseína (40%): con función principalmente nutricional, aunque no exclusiva.
    • Proteínas del suero u homólogas (60%): con funciones nutricionales, defensivas y además son hipoalergénicas.
  • Lípidos: el contenido total es de 3.8 g/dl y contiene:
    • Ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga: intervienen en el desarrollo retiniano.
    • Rica en Ácido oléico: produce una mayor digestión y absorción de las grasas.
    • Lipasa: favorece la lipólisis.
    • También es rica en colesterol: fundamental para el desarrollo cerebral, síntesis de esteroides y de ácidos biliares.
  • Minerales: su contenido es de 0.2 g/dl, como podéis ver, baja cantidad en solutos.
Por contra, la lactancia materna tiene algunos inconvenientes, que son:
  • Cantidad ingerida: no se sabe la cantidad de leche que ingiere el niño, aunque si se queda satisfecho no importa.  No obstante hay métodos para saber la cantidad de leche que ha ingerido, como es la doble pesada, que consiste en calcular la diferencia de peso antes y después de la toma.
  • La lactancia materna aumenta la frecuencia de un tipo de ictericia, la hiperbilirrubinemia no conjugada leve.  (si queréis más información sobre este tema, visitad este post de @FranciscoPJ)
  • Los niños con leche materna engordan más lentamente que los que toman biberón.
  • Si prolongamos mucho la nutrición exclusiva con leche materna vamos a provocar en el niño malnutrición, ya que cuando al niño le salen los dientes se debe dar alimentación complementaria, porque requiere ya de otros nutrientes.
  • Puede estar relacionada con el raquitismo, ya que la leche materna no contiene Vitamina D.  No obstante, a un bebé que le de el sol adecuadamente, no tendrá este problema.
  • Es deficitaria en vitamina K, lo que puede producir la enfermedad hemorrágica del RN.
  • La lactancia materna tiene menos "flexibilidad" que la artificial, pues sólo la puede realizar la madre y es más difícil de llevar a cabo en lugares públicos.
  • Alteración emocional: a veces es difícil de detectar, pero muchas madres padecen depresión postparto, lo que afectará a la relacón madre-hijo/a y, por tanto, a la lactancia.
Por otra parte, también existen contraindicaciones de la lactancia, que son:

  • Transmisión de infecciones, como por ejemplo:
    • Citomegalovirus
    • Virus de la hepatitis
    • VIH
    • Tuberculosis
  • Transmisión con fármacos: la toma por parte de la madre de determinados fármacos capaces de ser transmitidos por la leche materna contraindica su uso.  Podéis visitar la web del Servicio de Pediatría del Hospital de Denia, que os ofrece mamás, la opción de que introduzcáis el fármaco que estáis tomando para ver si es perjudicial para el niño o no.
  • Transmisión de tóxicos: drogas y algunos contaminantes ambientales, también son transmitidos al niño por la leche.
  • Cáncer materno: ya que la producción de leche produce un gasto de energía que en estos casos debe ir destinado a luchar contra el cáncer.
  • Enfermedades congénitas del metabolismo del niño: como es la ictericia grave, malformaciones digestivas, etc.
A pesar de enumerar las posibles contraindicaciones de la lactancia materna, es importante también nombrar las "falsas contraindicaciones", ya que, las mamás a veces creen que sería perjudicial dar de mamar al niño en algunas situaciones, cuando es totalmente incierto, por ello, os las ponemos:

  • Los catéteres o implantes
  • Retraso en la subida
  • Heridas en el pezón (doloroso para la madre pero no afecta al niño)
  • Mastitis (inflamaciones de la mama NO supuradas)
  • Enfermedades habituales como un resfriado
  • Medicamentos comunes
  • Nuevo embarazo
  • Comienzo de la menstruación
  • Motivos estéticos
  • Trabajo de la madre
  • Poco incremento en el peso del niño
  • Intolerancia a la leche en la madre: esta circunstancia NO existe.
  • Insatisfacción del niño.
Esperamos que os haya sido útil este post, o al menos haber os quitado algunas dudas sobre este tema

miércoles, 23 de marzo de 2011

Engordamos más nuestra bonita sección de "Anuncios especiales".  Ha tenido muy buena acogida y esperamos seguir así!!.  Esta vez subimos dos anuncios que se salen un poco de la línea de los anteriores, pero que siguen transmitiendo un mensaje claro y si cabe, contundente, aderezados con un toque de humor que esperamos que os guste! Ya entenderéis esto... jeje


- ¡¡¡QUIERO PATATAS!!!



jejeje, ¿os ha gustado el final? Ya os lo avisamos, mensaje claro y contundente!!!
- ¡¡¡STOP!!! 


¡Pobre chica! Menos mal que estaba ahí ese ente de plástico para detener a tanto gamberro!!

martes, 22 de marzo de 2011

No sé a vosotros pero a mi me encanta el chocolate.  Si me tuviera que ir a una isla desierta sería uno de los alimentos que seguro echaría en mi maleta.  En este "dulce post" os proponemos descubrir un poquito más este rico alimento, desmentir algunas falsas leyendas urbanas sobre él y de paso endulzaros la semana a base de azúcar, cacao y letras.

- ¿Qué es el chocolate y qué contiene?
Como alimento se compone de la mezcla de azúcar con dos componentes procedentes de la semilla del cacao: una materia sólida (la pasta del cacao) y una materia grasa (la manteca de cacao).  Como consecuencia de esta mezcla, del chocolate salen muchas variedades distintas y al combinarlos con otros productos como la leche o frutos secos, se elaboran las distintas clases: blanco, negro, con leche, etc.

Dentro del cacao, encontramos otras sustancias como por ejemplo la feniletilamina que pertenece a la familia de las anfetaminas (estimulante del sistema nervioso central), actuando en el cerebro desencadenando un estado de euforia y bienestar emocional.  Esta es la razón por la que las personas que están acostumbradas a comer chocolate sienten la necesidad de ingerir este alimento en aquellos momentos en que no se encuentran bien.
Por otra parte, contiene cafeína y teobromina, los cuales, excitan el sistema nervioso haciendo que estemos más activos y despiertos frente a los estímulos exteriores, aumentan el ritmo cardíaco y favorecen la eliminación de la orina.  Un uso prolongado y abundante de los mismos puede producir sobreexcitación, insomnio y gastritis, aunque hay que decir que el contenido de estos alcaloides es superior en el café o en el té que en el chocolate.

- ¿Es tan malo el chocolate?
De todos es sabido que antiguamente se le acusaba de valores negativos como por ejemplo la producción de espinillas y aumento de peso, afirmaciones totalmente falsas; aunque si que es verdad que en algunos casos la ingesta de chocolate si es perjudicial. Para contrastarlo sigamos desarrollando.

- Beneficios del chocolate
  • Antidepresivo: ayudándonos a sentirnos mejor, mejorando el estado de ánimo fundamentalmente en los síntomas del periodo pre-menstrual.
  • Intensifica la libido, sobre todo el deseo sexual en las mujeres, dotándolo como un afrodisiaco esencial sólo para las mujeres (desarrollaremos este punto más adelante).
  • Antioxidante, siendo unas vitaminas muy beneficiosas para nuestra salud, pues el cacao es uno de los alimentos con mayor nivel de magnesio.
  • Refuerza nuestro corazón, pues el chocolate contiene flavonoides, componente básico que nos ayuda a evitar el congestionamiento de las arterias y nos previene de ataques contra el corazón y derrames

- Propiedades del chocolate, en resumen:

1. Afrodisiaco
Los científicos han demostrado que el chocolate posee sustancias que mejoran el estado de ánimo con propiedades antidepresivas, desencadenando una sustancia química que produce placer en el cerebro, la serotonina, la cual es una de las tres sustancias en el organismo que produce atracción sexual (las otras dos son la dopamina y la norepinefrina).

2. Antidepresivo y tranquilizante
Al ingerirlo se produce una elevación de la insulina, que conduce a todos los aminoácidos de la sangre hacia los músculos con excepción del triptófano que va al cerebro, donde se transforma en serotonina cerebral.  Esto nos confiere una sensación de tranquilidad y sedación placentera.

3. Estimulante
Ya que contiene cafeína y teobromina, estimulantes del sistema nerviosos central.

4. Protector cardíaco
Estudios realizados por la universidad de Harvard, demuestran que al igual que el vino, contiene fenoles antioxidantes que protegen al organismo de enfermedades cardiovasculares.  estas sustancias combaten los radicales libres y retrasan los procesos de envejecimiento celular.

5. Beneficioso para la piel
Resulta muy útil aplicado externamente en la realización de masajes con propiedades terapéuticas.  El uso de estos masajes facilita el drenaje de las capas profundas y superficiales de la piel, resultando adecuado en el tratamiento de la celulitis, sequedad y manchas en la piel, proporcionando más brillo al tener propiedades exfoliantes, hidratantes y vigorizantes.  Igualmente se ha visto que el uso de este alimento en los masajes, puede ayudar a mejorar el estado de las articulaciones de las personas que sufren de artrosis o artritis.

6. Miscelánea
El chocolate contiene unas 600 sustancias químicas, a algunas de ellas se le han atribuido propiedades curativas.  Se dice que pueden combatir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, también puede proteger el sistema inmunológico y todo ello debido a su contenido en flavonoides (también los contiene el vino).

- Posibles efectos perjudiciales
No hay que olvidar que el chocolate es un alimento con muchas calorías y que puede contribuir a la obesidad sino se come con mucha moderación.  Su riqueza en grasa hace que resulte bastante más difícil de digerir que otros alimentos más ligeros.  Ello supone un trabajo adicional para nuestro hígado que se ve obligado a procesar las grasas por lo que podría verse afectado ante un consumo no moderado.  Por todo ello, el chocolate no resulta adecuado para personas con afectación de este órgano.
Igualmente, por su elevado contenido en azúcar, resulta totalmente contraproducente en personas con diabetes.  Tampoco es recomendable para personas propensas al estreñimiento, ya que contiene taninos (sustancias muy astringentes) que favorecen el estreñimiento.  Por otra parte, el chocolate puede incrementar el dolor de cabeza en las personas que habitualmente tienen ataques de jaqueca o migraña.

- ¿Cómo consumir chocolate?
Sabemos por sentado que el chocolate contiene muchas calorías, sobre todo si no contiene el valor suficiente de cacao, ya que, a mayor cacao menor número de calorías, por ello se recomienda el consumo de chocolate oscuro, el cual contiene el 70% de concentración de cacao.
Tampoco se recomienda a los niños que coman chocolate por la noche, ya que favorece la enuresis (se hacen pis en la cama mientras duermen).  Por otra parte, en algunos estudios se refleja que comer una onza de chocolate con alto contenido en cacao al día previene el riesgo de tener un ataque al corazón.

Siempre y cuando se consuma con moderación el chocolate no provocará ningún otro tipo de problema, sino más bien unos beneficios que nos ayudarán a mantenernos saludables.

Yo no sé a vosotros, pero a mí me han entrado unas ganas locas de comer chocolate, con vuestro permiso...hasta el siguiente "dulce-post" !!!



Nos sentimos muy orgullosos de haber hecho nuestra primera colaboración con un blog hermano.  Hace unos días @FranciscoPJ nos proponía crear un post para publicarlo en su blog "Medicina Joven", el cual os recomendamos, contiene artículos muy interesantes.


En él relato cómo me vino la vocación de ser médico y cosas que me pasaron antes de llegar a entrar en la carrera, cosa que se volvió casi misión imposible por momentos.  El artículo se denomina "Médico soñador" y me encantaría que lo visitaseis y de paso ojear el blog de nuestro compañero!.

¡¡Muchas gracias desde aquí por dejarnos colaborar contigo!! Un placer!!

sábado, 19 de marzo de 2011

Bueno, pues otra maravillosa entrega de monólogos.  Como siempre, vamos a intentar que el tema a tratar sean los médicos, y esta vez viene de la mano de Berto Romero y su monólogo para "El club de la comedia".  A nosotros nos ha gustado, sobre todo el momento en que...bueno, mejor no dar pistas, esperamos que os echéis unas risas, disfrutadlo!


jueves, 17 de marzo de 2011

Así es, ayer viendo las noticias me quedé con cara de asombrado cuando salió un reportaje donde se aseguraba que habían logrado entrenar a algunos perros para que pudieran reconocer pacientes que tenían cáncer.

Tumores como el melanoma (cáncer de piel), de mama, vejiga, ovario y colon son algunos de las neoplases reconocidas por estos canes.  Rápidamente podríamos pensar, pues ya esta, el día de mañana los oncólogos tendrán un componente más en sus consultas, el perro, pero no es así.  Como se cita en este artículo de "El Mundo", de lo que se trata es de identificar qué compuestos orgánicos volátiles olfatean los perros en los pacientes con cáncer.  Debido a ello, se podrían inventar máquinas, algo así como "narices mecánicas" que pudieran detectar tumores en estadíos asintomáticos de la enfermedad.

En este otro artículo, se constata que hicieron una especia de ensayo con 5 perros con un muestreo, compuesto por 86 pacientes con tumor y otros 83 sanas.  El balance de aciertos fue sorprendente, un 90% de los casos de cáncer fueron detectados e incluso, y aquí está la sorpresa, en un paciente que estaba considerado como sano, un perro dio la alarma y luego se vio que efectivamente, ese paciente tenía cáncer bronquial.  

No sé a vosotros, pero a mi no deja de sorprenderme la noticia, es increíble que un perro si se le entrena adecuadamente pueda diagnosticar, si si, diagnosticar en fase subclínica un tumor.  Con estas noticias se refuerza aún más la famosa frase de... "El perro es el mejor amigo del hombre".

miércoles, 16 de marzo de 2011

"[...] - Buenos días, doctor -gruñó con voz ronca-.  Soy la señora Baker, la vecina.  He hecho por ella cuanto podía hacerse.  Seguro que está ya en el undécimo mes.  Gime como si tuviera los dolores del parto.  Pero no puedo hacerlo salir.  Basta que lo intente para que se ponga peor...
McDowell guardó silencio.  Puso su bolsa junto al lecho, se quitó los guantes y el abrigo y se acercó al fuego.  Allí se frotó las manos para calentarlas.
- Salid afuera -dijo a la gente que detrás de él se apretujaba en la cabaña.  después fue a sentarse junto a la cama. 
Apartó el cobertor.  no era más que una vieja manta de lana de color gris.  Lo que le había parecido un enorme colchón de plumas, no era otra cosa que el vientre horriblemente hinchado y anómalamente desplazado a un lado, que se ocultaba debajo.  McDowell puso las manos sobre la piel tirante y las deslizó de un lado a otro.  El rostro de la enferma seguía inmóvil.  sobre la piel del vientre, parecida al parche d eun tambor, observó McDowell unas manchas azules y verdes.  Obsequió a la vecina y a uss rojos puños con una mirada furtiva y desconfiada.  Presionó varias veces fuertemente hasta que los dientes de la enferma  rechinaron por primera vez.  Él no perdía la calma.  finalmente se levantó y cubrió el hinchado vientre con la manta.  Dirigió una mirada inquisitiva al rostro de Crawford (el marido de la enferma) y se mordió en silencio los labios.  Fue un silencio doloroso.
- Crawford -dijo al fin-, eso no es un niño... [...]".

Así fue explorado y diagnosticado la primera lesión que iba a ser a la postre la primera operación quirúrgica (una auténtica intervención interna) de la historia.  Se trataba de un tumor quístico en el ovario, que pesaba unos 6'5 Kilogramos.  Corría el mes de Diciembre del año 1809 y hasta entonces, en cuanto a cirugía se refiere sólo se habían practicado amputaciones, quelotomías, litotomías, ablaciónes de cataratas y algunas operaciones de urgencia, pequeñas o grandes, desesperadas y torturadoras para las víctimas, pero en la que nunca se efectuaban auténticas intervenciones internas del cuerpo humano.  Es más, los maestros cirujanos de la época se regían por esta máxima:
"Jamás se conseguirá eliminar con el cuchillo los tumores internos, lo mismo si se encuentran en la matriz como si se encuentran en el estómago, el hígado, el bazo o los intestinos.  Dios ha trazado aquí la frontera de la cirugía.  el cirujano que la atraviesa, procede como un asesino..."
Pero Ephraim McDowell (el cirujano del relato que os contamos) no estaba dispuesto a seguir esa ley y dejar morir a esa paciente, y le propuso que le acompañase a su casa en Danville, a 70 millas de donde se encontraban (Kentucky), unos largos, helados y duros 112 kilómetros aproximadamente a caballo.  La paciente aceptó, convenció al Doctor McDowell para que le practicara la cirugía, advirtiendo que ella aguantaría el dolor estoicamente.  Fueron dos días de viaje, de arduo viaje, pero la paciente llegó en buenas condiciones.  En el pueblo de Ephraim (Danville) se había corrido la voz y lo iban a tildar de asesino, pero, ¿Queréis saber qué tal fue la operación? Seguid leyendo:

[...] - Charles -dijo-, la señora Crawford puede venir.  Todo está a punto.
- Doctor -dijo Jane Crawford mirando a las cuerdas-, no gritaré, puede estar seguro.  No necesita atarme.
- Lo creo -dijo McDowell-, pero así es más hacedero.

Le introdujo unas píldoras de opio en la boca de delgados labios.  En aquella época era éste el único medio que, algunas veces, aliviaba un tanto el dolor.  Con ellas no se conseguía más que un alivio y, con mucha frecuencia, ni esto siquiera.  Después se inclinó sobre el tenso vientre.  con una pluma trazó la línea que debía seguir para abrir el peritoneo.  Lo hizo en el lado izquierdo, a tres pulgadas del músculo recto del abdomen.  Después cogió el escalpelo.  James cogió el suyo.
Cuando Jane Crawford vio la cuchilla, cerró los ojos e inmediatamente empezó a cantar en voz alta.  Cantaba un salmo.  Era la hora decisiva en que pareciendo flaquear incluso el vigor de su energía, la paciente se agarraba de una manera desesperada a su fe y a su Dios.  Al hacer McDowell el primer corte abriendo la piel, la voz de Jane Crawford vaciló un instante.  se encogió su cuerpo y sus manos se aferraron al borde de la mesa.  Pero a pesar de todos los tormentos, no dejó de cantar el salmo.  Tal y como había pensado hacerlo en sus meditaciones de los días precedentes, McDowell trataba de separar las capas musculares.  Encontró la pared abdominal intensamente magullada a causa de la presión que sobre ella ejercía la cabeza de la tumoración.   Hizo un corte en el peritoneo.  Como presionados por un puño salieron hacia fuera los intestinos cayendo sobre la mesa.  McDowell y James trataron, asustados, de volverlos a meter en el vientre a través de la herida abierta, pero no lo consiguieron.  El gigantesco tumor que ocupaba la mayor parte de la cavidad abdominal cerraba el camino de retroceso.
La voz que cantaba, subía y bajaba de tono.  La respiración de Jane Crawford se hacía intermitente.  Pero Jane hacía lo que a las personas de nuestros días ha de parecerles inconcebible: no gritaba.  Y al terminar su primer salmo inició otro.  Los nudillos de sus manos emblanquecían, pero ella seguía cantando.[...]
McDowell, con las manos bañadas en sangre dentro de la herida, miró a James.  Los primeros hombres y mujeres se paraban fuera delante de la casa.  Los labios de Jane Crawford habían perdido toalmente el color.  Lo que brotaba de su garganta parecía sólo una horrible caricatura de canto humano y es posible que en la calle pareciese como algo así como el lamento y la voz acusadora de una moribunda.  Pero McDowell oía en él otra cosa muy distinta.  Cada nota, por grande que fuese el esfuerzo y la pena con que brotaba, era para él una señal de que Jane Crawford seguía viviendo.

- Sacadla fuera -gritaban en la calle- sacadla fuera antes de que pueda asesinarla...
McDowell introdujo los intestinos en la cavidad abdominal desgarrada.  Con ayuda de James volvió el cuerpo abierto hacia un lado y dejó que se escurriera al suelo la sangre que se había vertido en el interior de dicha cavidad.  Mientras lo hacía el canto cesó por primera vez.[...] James aplicó el oído contra el pecho de Jane Crawford.   Sus manos buscaron el pulso de la mujer, pero entretanto volvió a abrirse la boca de ésta.[...]
En aquel momento se interrumpió de nuevo la canción de Jane Crawford.  Otra vez se inclinó James que, desesperado, le auscultó el pecho.  Pero lo que había hecho enmudecer su voz era sólo un desmayo.  Jane Crawford respiraba casi imperceptiblemente; pero respiraba.  McDowell oyó rechinar la puerta a sus espaldas.  Apresuró la sutura. Era el sheriff.[...]

- Entonces, la han asesinado ustedes -dijo apenas dueño de su voz el sheriff.

- La hemos operado -contestó-.  Le hemos eliminado el tumor del vientre y....vive.[...]

Así es, la paciente vivió, la operación fue un éxito, logró sobrevivir 33 años más después de la intervención.  ¿Habéis visto por ejemplo, cómo era la anestesia del momento? 

Estos fragmentos pertenecen al libro "El Siglo de los cirujanos" de Jürgen Thorwald, un fantástico libro donde encontrareis todo tipo de historietas sobre la cirugía del momento, os lo recomiendo, os dejarán los ojos como platos en más de una ocasión!

viernes, 11 de marzo de 2011

Volvemos a la carga con más anuncios interesantes.  En esta ocasión vienen de la mano de dos seguidores de nuestro blog: @mrsrosaperez y @Gilbertman001 . ¡Muchas gracias por proponerlos!






- SER TU MISMO


(Vídeo propuesto por @mrsrosaperez cuyo blog es: "El blog de Rosa")
"Y ninguna sensación es tan única como ser tú mismo"
Nunca viene val recordar lo que somos, y que esa es la mejor tarjeta de presentación.


- DISFRUTA, EL TIEMPO PASA RÁPIDO


(Vídeo propuesto por @Gilbertman001 cuyo blog es: "Doctor Gilbertman...supongo")
"No te entretengas en tonterías, que las hay, busca lo que te haga feliz, que el tiempo corre muy deprisa"
¿No os recuerda a aquello de "Carpe Diem"? Me encanta esa filosofía!!

Hasta la próxima entrega!
PD: podéis seguir proponiendo anuncios, estaremos encantados de publicarlos.

jueves, 10 de marzo de 2011

Como veis, inauguramos nueva sección.  Va a consistir en ir publicando anuncios de televisión o radio que digan algo más allá de la marca que promocionan.  Seguro que muchos de vosotros en algún momento habéis visto algún spot publicitario que os "ha marcado" por la reflexión a la que invitaba, por lo bonito que era o por otra parte, porque decía alguna verdad que os llegó y terminasteis diciendo "¡Qué bueno es este anuncio!".  Intentaremos proponeros algunos anuncios que os hagan decir esa frase.

En esta ocasión, abrimos sección con dos anuncios, esperamos que os guste.

- EL ESFUERZO



"En esta vida, todo lo que merece la pena, cuesta conseguirlo"
Nos ayudaría bastante recordar esta frase cuando las cosas se ponga feas o cuesta arriba, ¿No creéis?

- LOS NIÑOS HACEN LO QUE VEN 



Los niños ven, los niños hacen. Aporta tu influencia positiva!
¿Bastante claro no?

Estaremos encantados de que nos vayáis proponiendo vuestros anuncios favoritos para publicarlos, participad cuanto queráis!!

miércoles, 9 de marzo de 2011

Sigo con mis prácticas en Nefrología. La verdad, no las voy a recordar como las más interesantes, no me llama para nada la especialidad, el riñón es algo necesario para vivir, pero no dirigirá mi trabajo el día de mañana. A pesar de todo ello, sigo sacando conclusiones y moralejas sobre la medicina gracias a estas desdichadas prácticas. Os cuento...

Arrastraba síntomas de un buen resfriado todo el fin de semana y el lunes finalmente se mostró en todo su esplendor, dejándome grogui. Dejé a mi subconsciente mañanero del martes la libre elección de ir a las prácticas o quedarme en la cama, pero increíblemente me sentía mucho mejor, sin los agobiantes mocos y allá que fui al hospital. Y para qué lo haría...

Me tocaba rotar por otra sección de nefrología, hemodiálisis, debo de estar la última semana de prácticas ahí y era el primer día, y ya se sabe, el primer día nunca es fácil. Totalmente cierto, me tocó lidiar con una doctora (mi brújula en esta semana) con un cabreo de tres pares, saliente de guardia (es decir, con pocas horas de sueño) y con una jornada aún por delante intensiva.

Para más inri, mis mocos volvieron (eché mano al bolsillo de la bata, ¡yuju! Llevaba pañuelos aunque pocos), mi dolor de cabeza hizo acto de presencia otra vez y mi malestar general se volvió a agudizar, ciertamente, iba a ser una mañana larga (miré el reloj, ¡ouch! Son sólo las 9:30!!).

Resfriado aparte, la doctora estaba con ese humor porque le habían adjudicado un par de pacientes que estaban en prehospitalización listos para ingresar y subir a planta, los cuales iban a ser ingresados sin ningún criterio médico, y mucho menos nefrológico. Además, no tenían ninguna historia clínica hecha (sólo constaba el motivo de consulta), uno refería dolor mandibular y en el cuello, es decir, nada que ver con el riñón y la otra paciente, era una paciente de 87 años que estaba siendo dializada (por insuficiencia renal), en muy mal estado general tanto físico como mentalmente a causa de lesiones cerebrales. Como veis, no tienen nada que ver con nefrología, pero la doctora se tenía que encargar de ellos. Esos pacientes llevaban en prehospitalización desde la tarde anterior, esperando ser examinados por el especialista (mi doctora), sin ningún papel hecho, sin ninguna historia clínica realizada y sólo con unos análisis pedidos por control. Increíble. Pues imaginad, mi médico, su cabreo y mi resfriado y yo allá que fuimos, los examinamos, nos hinchamos a pedir pruebas que tenían que haber sido pedidas ya y allá que nos metimos en los ordenadores de nefrología para dejar constancia de todo.

Mierda, me he terminado los pañuelos. ¿Hora? Las 11...En este momento pensé en cómo ingeniármelas para aguantar con un sólo pañuelo y mi nariz-manguera de mocos hasta las 13:00.

¿Me creéis si os digo que a partir de las 11 y hasta las 12:45 mi doctora no hizo otra cosa más que escribir en el ordenador? Tratamientos, diagnósticos, petición de pruebas, juicios clínicos y más y más cosas. En una ocasión se volvió hacia mí y me dijo, “Ves, en esto también consiste ser médico, escribir en el ordenador una novela”. Seguro que muchos de vosotros cuando habéis estado acompañando a algún familiar o si vosotros mismos habéis estado ingresados en planta, os habréis preguntado en más de una ocasión ¿Por qué no pasa ya el médico? ¿Dónde estará? Simple y llanamente en la mayoría de las ocasiones) siendo preso de la burocracia médica con la que tiene que hacer frente día a día.

La verdad es que me entristece un poco pensar en que en la carrera te intentan hacer ver que el paciente es lo primero, lo más importante, y que luego, cuando estás ejerciendo, el tiempo dedicado a estar con tu paciente, es de 10 minutos para luego tener que dedicar casi 60 en escribir un millón de cosas. Y sigo creyendo, ¿Eso quien lo sufre?

Mocos aparte, se supone que informatizar toda la evolución y seguimiento del paciente es bueno para este, pero sería interesante saber lo que les gustaría en este sentido. El día de mañana me armaré de valor y preguntaré a algún paciente si prefieren tener su historia clínica perfectamente archivada, escrita e informatizada o por el contrario, que su médico estuviese mucho más tiempo a su lado, interesándose por su estado.

PD: yo sigo con mi piscina de mocos y un cementerio de clínex a mi cargo!

lunes, 7 de marzo de 2011

Hoy os proponemos un poco de humor.  Un post-humorístico-express para que os echéis unas risas, con este estupendo monólogo de Isabel Ordaz ("La Hierbas" en la serie de "Aquí no hay quien viva"), que mantiene que los médicos pertenecemos todos a una secta y sus razones me parecen más que convincentes!!!! jeje







Sin más, os dejamos con él:

sábado, 5 de marzo de 2011

Pues como bien sabéis estamos en tiempo carnavalero. En Cádiz afinan gargantas, en Tenerife preparan sus sorprendentes disfraces y humildemente nuestro blog se pinta la cara y también conmemora el carnaval.

Definitivamente, en el hospital, al igual que ocurría con el día de San Valentín (post Tú y San Valentín), tambíen se puede disfrutar del carnaval, bueno, yo diría que se puede disfrutar durante todo el año, ya que, algunos médicos no se quitan el disfraz, van todos los días con él. Si, y es que perfectamente cuando tú vas por el pasillo sabes distinguir mil y un trajes de carnaval, sólo mirarlos o saludarlos y ya sabes de qué van disfrazados. Me pareció leer hace un tiempo un post en algún blog muy parecido a lo que yo quiero plasmar hoy aquí, si el autor lee esto y me lo recuerda, estaré encantado de reeditar con su dirección y demás.

Como bien digo, la cuestión es que el hospital no deja de ser un teatro donde cada servicio, especialidad o sección representa su comparsa o chirigota todos bien pintaditos, engalanados con pintorescas ropas y actuando con sutiles y llamativos gestos. Sí, y es que si afinas, puedes distinguir perfectamente distintos disfraces acorde con la personalidad de cada médico, mirad:

Vampiros
Este tipo de disfraz se puede observar en cualquier trabajo o lugar. ¿No habéis tenido nunca a un compañero que si puede te chupa hasta la última gota de tu esfuerzo? En el hospital los puedes distinguir de la siguiente manera: simplemente fíjate que siempre que se dirigen a ti es para pedirte algo, no sé por qué extraña razón, cada día o cada hora tienen algo que demandarte, es como si ellos no tuvieran suelo suficiente para soportar sus raíces y necesitan de tus saberes y buena voluntad para sostenerse a sí mismos. Por cierto, para ponéroslo más fácil, suelen empezar la frase mirándote y diciendote: “¿Perdona, tienes un momentillo?”. Seguro que a más de uno lo meteríais en este disfraz.


Fantasmas
En este caso no hay ninguna duda. Los diferencias sólo con mirarlos un poquito en los pasillos, pues, van con su bata muy blanca (como todo buen fantasma, de un blanco impoluto), que tampoco sé por qué les queda siempre grande y van pegados a las paredes, mirando al suelo, brazos cruzados y sin dirigirte la palabra. No existen. Sólo deambulan, pensando en mil castillos de pensamientos quizás. Mi consejo, mejor no despertarles, quizás te asustan.




Brujas
Han vuelto, creedme. Pero no del mismo tipo que antaño, ahora se visten con batas blancas (no negras), por supuesto siguen con la nariz puntiaguda y delgada (eso sí, han evolucionado, no tienen repelentes verrugas) y si queréis descubrirlas sólo tenéis que decirles un “Hola” o un “Hasta luego”, se quedarán mirándote con mirada penetrante, ojos como búhos, si sí, como echándote un hechizo. Ah! Y por supuesto, os quedaréis sin la contestación a vuestro “Hola” o “Hasta luego”. Post data: las nuevas brujas no sólo son chicas, también hay brujos con los mismos síntomas.

Bob Esponja
Como lo oís, también hay médicos disfrazados así. Van con la correspondiente camisa blanca, corbata y pantalones de pinza y como todo buen bob esponja, parece que guarda un gran secreto (como el de la “burguer cangreburguer” del tan afamado dibujo animado) inconfesable. Los reconoceréis además de por su indumentaria ya mencionada, porque aparte portan un maletín el cual atesoran o guardan con la mayor de las fuerzas sobrenaturales. Yo creo que ahí llevan el secreto de la fórmula de la burguer cangreburguer, sí.

Hadas
Y como en todo buen cuento, en este también hay hadas. Engalanadas con finas sedas, todo muy ajustado, largos y bonitos cabellos, ojos perfilados, cara inmaculada y con un porte que va irradiando un aura que difícilmente hace que no te fijes. Bueno, es la manera más sutil que he encontrado de describir a esa médico-maniquí que convierte cada pasillo en una pasarela de moda.

Perritos
Este disfraz es fácil de distinguir, son los médicos (hombres) que siguen babeando a las “hadas”. Paso que dan ellas, paso que dan ellos, como unidos por una correa invisible, secretando babas como cuando tú ves un gran pastel de chocolate antes de comértelo.

Pitufos
Seguro que los habéis visto más de una vez. Van con un pijamita azul muy mono, rememorando a tales dibujitos, con su cara de buenos, muy trabajadores y si tienes suerte te llevarán a su pequeña cueva donde encontraréis a más de un pitufito, todos vestidos de azul, os lo recomiendo!

Y así podría seguir hasta mañana, escribiendo líneas y más líneas sobre personajes pintorescos que nos podemos encontrar en el hospital, pero no es plan de hacer de este post un pesado testamento, todo lo contrario, una entrada que espero que os haya echo reír un poquito.

Pero aún quiero ir más allá, ya que con este post os intento explicar a modo de sátira y burla, que los médicos no somos personas diferentes a las que no son doctores, me explico. Mucha gente piensa que por el hecho de ser médicos estamos por encima en la sociedad, que tenemos un don, que incluso poseemos una prepotencia innata capaz de repeler a todo el mundo que se acerque a nosotros. Pues bien, con esto os intento hacer ves que somos como los demás trabajadores, cada uno con su personalidad, ni mejor ni peor que otras personalidades, sólo somos profesionales que ejercemos un trabajo como otro cualquiera (bueno, yo aún no, pronto), o al menos, yo lo veo así. No sé si algún médico está leyendo esto, pero seguro que sabe a lo que me refiero, que por el mero hecho de que delante de tu nombre ponga “Dr.” tus propios amigos te miren diferente y que incluso no te consideren uno de ellos, o de que, la chica de la que estés enamorado no se considere lo suficiente para ti porque ella no va a ser médico, y eso duele.

No os equivoquéis, somos personas como cualquiera, y valemos igual o incluso en algunos casos menos que los que no son de nuestro sector. 

Sin más, Feliz Carnaval!!

miércoles, 2 de marzo de 2011

Esta semana me toca rotar por consultas de nefrología (son mis prácticas actuales). Aburridas, muy aburridas, me gusta más el dinamismo de la planta o urgencias, la serenidad y el control de UCI o incluso seguir con expectación la pericia de un cirujano en quirófano. Yo creo que más bien estamos (los estudiantes de medicina) mal acostumbrados, andamos paseando la bata por los interminables pasillos de planta y cuando nos meten toda una mañana en una consulta para ver pacientes del mismo tipo, nos entra la claustrofobia, como cualquier animalillo encerrado. En fin, que es algo que hay que hacer y se va y se afronta con la mejor de las sonrisas y simpatía. Pese a lo aburrido que resulta, uno se las ingenia para ver la parte divertida, interesante o incluso la cuestión emotiva de las consultas, y las hay, de ahí la existencia de este post.

El primer día (el lunes pasado), mi compañera y yo tuvimos que estar toda una mañana (desde las 9 h hasta cerca de las 14 h) sentaditos en una de esas sillas mulliditas al lado de la doctora y como os podéis imaginar, enfrente de los pacientes. También imaginad el cuadro, allí, como pasmarotes. Pero la mañana me sirvió para seleccionar tres pacientes que me resultaron interesantes, y también sus casos:

PACIENTE 1

Era una mujer, de unos 45 años, trasplantada de riñón desde hacía 10 años (la cara de la moneda a aquella paciente de “Definición de entereza y una máquina”), en perfecto estado tanto el riñón como ella. Acude a consulta cada 4 meses para revisión de la función renal y aquella mañana le tocaba. Todo estaba muy bien. Ahora seguro que pensaréis que ella estaría muy contenta al seguir recibiendo tan buenas noticias de su órgano, pero, no era así. El marido nos contaba que estaba muy deprimida (en cuanto entró en la consulta ya me fijé en su cara de tristeza), sin ganas de salir, todo el día en casa tumbada y lo que es peor, no se controlaba la tensión ni miraba tanto por su dieta como antes. Todo tenía un por qué, y es que habían perdido a su hijo menor y no se había cumplido aún el año de su muerte. Es imposible ponerme totalmente en el lugar de ellos, pero me hago una idea, normal que esté así y no le apetezca seguir cuidándose. Pero la doctora la animó, le dijo que nunca olvidaría pero sí aprendería a vivir con ello y fue cuando la paciente se echó a llorar; para terminar, la siguió animando, le recetó “Prozac” (antidepresivo) y posteriormente le consiguió arrancar una sonrisa, la verdad es que me gustó despedirme de aquellas personas y verles la cara no tan apenada, enmascarada claro está por esas sonrisas pasajeras, pero bueno, algo es algo.

PACIENTE 2

Me encantó esta paciente, era una mujer de unos 55 años, que le donó un riñón a su hijo hará unos 7 años. Ella vivía muy bien y su hijo también, lo deduje en cuanto entró por la consulta, con una sonrisa en la cara y con expresión de felicidad. Nuestra doctora tenía por costumbre seguir “de por vida” a los donantes vivos, era una forma de agradecerles su gesto y la verdad, entusiasma ver casos así, con final feliz y lo que es más importante, con presente aún más cargado de felicidad. Llegaron a la parte donde repasaban los medicamentos que tomaba la paciente, la doctora los nombraba y ella verificaba que todo seguía correcto. Después, tocaron el tema de la dieta y los hábitos. Me acuerdo y aún se me escapa una sonrisa, y es que, mirad:
Doctora: ¿Sigues con la dieta que te mandamos no? No tomas mucha sal, bebes mucha agua..
Paciente: Claro claro -momento de silencio, sonrisa- Pueeesss, la verdad es que no, últimamente como lo que quiero! - ahora la sonrisa se vuelve una carcajada con cara piadosa-
Doctora: Pero bueno!!! Tienes que seguir la dieta no vayas a empeorar! En fin, ¿sigues andando todos los días después de comer y haces ejercicio?
Paciente: Claro claro, por supuesto! -momento de silencio, nos mira a nosotros, sonrisa- Pueesss, la verdad es que no, es que hace mucho frío doctora!! Y no me riña usted!!! - otra vez carcajada y cara piadosa -.
Tendríais que haber oído el “Pueesss la verdad...” era para partirse de risa!! jejeje.

PACIENTE 3

Este caso me resultó emotivo. Era una parejita mayor, de unos 70 años los dos. La mujer estaba trasplantada de riñón que acudía para la revisión (como casi todos), vino muy guapa a la consulta, pintada, con un vestido muy bonito y con un peinado que le sentaba genial, en definitiva, como se diría en mi pueblo “¡Muy bien puesta!”. El marido la acompañaba de la mano. Imaginad, cada pregunta que le hacía la doctora a la paciente, ésta miraba al marido, y él era el encargado de sacar el papelito adecuado para aportar la información requerida. Así unas cuantas veces. Preguntó por la dieta, el ejercicio (era diabética además) y demás hábitos que tenía que seguir y era curioso como el marido todo preocupado se apresuraba a explicar a la doctora que su mujer últimamente se había descuidado y que comía mucho y andaba poco!. Él la cuidaba y se encargaba de ella. Pensaba, digno de admirar que con esa edad, sigan tan unidos y sea él quien “lleve las cuentas”, generalmente sois vosotras las que nos tenéis que cuidar a nosotros, somos así de torpes los hombres :-)

Pacientes tan parecidos en lo clínico y tan diferentes en lo demás, cada uno es un mundo, con sus problemas, preocupaciones, alegrías, inquietudes etc... Por una parte, aveces no paras de reírte como en el caso de la paciente 2, y en otros te ves incapacitado para quitar la cara de tristeza, como en el caso de la paciente 1.

En fin, como en otras tantas ocasiones, me quedo con lo positivo de que es muy bonito seguir a un paciente durante X años y comprobar cada 4,6,7 u 8 meses que todo sigue igual de bien y que esa persona vive con una calidad de vida muy buena. Pacientes que antaño se vieron postrados en una cama o a una máquina de diálisis, con una perspectiva de vida pésima siendo aún muy jóvenes, esperando esa llamada, la cual llegó y al cabo de un tiempo se recuperaron para seguir con sus vidas, disfrutando de ella, ¡Viva los trasplantes!
reloj gratis blog y web html clock contador de usuarios online
web clocks reloj html
Contatore

Sobre mi...

Mi foto
Licenciado en medicina con blog donde cuenta historias interesantes ocurridas con los pacientes, curiosidades médicas...te unes? No números, nombres!

Popular Posts

En Facebook...

Web de interés sanitario

Web de interés sanitario

En Google...